martes 28 de septiembre de 2021 - Edición Nº1028

Actualidad PN | 13 sep 2021

Elecciones 2021

Tras la dura derrota puede rodar la primera cabeza en el gobierno de Axel Kicillof

El revés electoral alteró los ánimos en el gabinete provincial. La presión cambiemita sobre temas sensibles movió al oficialismo.


Impensado el resultado no solo golpeó a nivel nacional sino que también en la provincia de Buenos Aires, donde el gobernador Axel Kicillof perdió en todas las secciones electorales menos en la Tercera, donde consiguió un triunfo pero sin los guarismos esperados.

La extensa cuarentena, el desvío de vacunas, los bajos salarios y la falta de crecimiento real de los bonaerenses, fueron el combo letal para que Juntos se alzara con el triunfo.

Por supuesto, y a lectura de los reclamos de los vecinos, el cerramiento de las escuelas fue la decisión más rechazada y, por ende,  el golpe máximo se lo dieron en las urnas. Está claro, que estas quejas fueron capitalizadas por la oposición con el ya clásico slogan “abran las escuelas”.

Luego del inexplicable festejo que protagonizaron los principales dirigentes del Frente de Todos en La Plata, con el propio mandamás provincial, la candidata a nivel nacional, Victoria Tolosa Paz y el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, los rumores de cambios en el gabinete de Kicillof comenzaron a expresarse.

Agustina Vila, Directora General de Cultura y Educación, es una de las que pica en punta para dejar su cargo. Cuentan que la falta de respuesta a los pedidos de trabajos de infraestructura, sumado a los reclamos de la falta de estabilidad laboral de docentes de modalidad de adultos, más la protesta de la Coordinadora de Bachilleratos Populares en Lucha, fueron los detonantes que estaría analizando el gobernador Axel Kicillof.

A todos los reclamos detallados, también se le agregan las decisiones que van por fuera de los reclamos de la comunidad educativa, como, por ejemplo, la refacción de oficinas de funcionarios de la Dirección de Escuelas.

Otra protesta comunitaria que hace ruido es la falta de presencia del Estado en las escuelas que tienen comedor. Señalan que la ayuda es escasa y que, en algunas dependencias educativas, es nula. Si bien el Servicio Alimentario Escolar (SAE) depende del Ministerio de Desarrollo que conduce Andrés Larroque, las exigencias de los vecinos recaen sobre la “ministra” de Eeducación.

La que aparece como posible reemplazante es Florencia Saintout, diputada provincial y Directora Ejecutiva del Consejo Provincial de Coordinación con el Sistema Universitario y Científico.

No obstante, y entre los rumores de modificaciones del gabinete también está la posibilidad de separar a la Subsecretaría de industrias creativas e innovación cultural, más conocida como Cultura, integrante del ministerio de Producción a cargo de Augusto Costa.

En esa rosca, también aparece la ex decana de Periodismo de la UNLP, que, si no es reemplazo de Vila, llegaría a Cultura.

Esta movida, dicen en el gobierno, puede ser vital para recoger o recuperar el voto joven y el de la clase media, que hoy apoyó en las urnas a Juntos.

La nula llegada a la vecindad, los escasos programas y el insuficiente apoyo a la actividad muestran que la Subsecretaría de industrias creativas e innovación cultural no tuvo prácticamente función, y confían, en que, además de la separación de Producción, la llegada de Saintout no solo le entregaría una visibilidad mayor sino un dinamismo más acelerado.

Botón del estancamiento cultural es el Teatro Argentino de La Plata, con obras fuera de plazos, falta de respuestas a los trabajares y la apertura a la comunidad en su conjunto.

Así las cosas, la posibilidad de que Agustina Vila sea la primera en salir del gobierno está latente, y ya cuenta con una posible reemplazante.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias