sábado 27 de febrero de 2021 - Edición Nº815

Municipios | 22 ene 2021

Efecto Covid-19

Vacunación para cualquiera: acá la verdad de lo que pasó en San Andrés de Giles  

El escándalo que llegó a ribetes nacionales excede a las autoridades municipales. ¿Qué sucedió? 


Por: Fernando Alarcón @Ferna_Alarcon_

Una actitud rebelde y solitaria interrumpió la tranquila y apacible ciudad de San Andrés de Giles. El escándalo que se desató en el municipio que gobierna Carlos Puglelli no solo causó indignación en la sociedad, sino que también en el propio intendente.  

Desde la comuna confiaron a PROVINCIA NOTICIAS que la responsable de vacunación se llama Sandra Cabral, empleada de carrera del Hospital municipal, y que, junto a su hija, fueron quienes convocaron a las concejalas Laura Branchini y Mariana Cané a vacunarse. 

El relato que sale desde las entrañas del mandamás municipal dice que "Cabral es la que permitió las vacunaciones irregulares". Según comentaron a este portal, la empleada municipal "tenía órdenes y directivas de la Secretaría de Salud de vacunar solamente a quien corresponde". 

Empero, y abusando de su autoridad, Cabral vacunó a familiares y permitió que sus subordinados vacunaran a dos concejales.  

"Lo que pasó con las concejales fue que Cabral veía que ese día "sobraban" vacunas. Entonces, instó a su hija, enfermera del nosocomio local, a llamar a Branchini y Cané para vacunarse, y las pelotudas pusieron el brazo" explicaron a PROVINCIA NOTICIAS desde la comuna. 

Y agregaron: "Sabemos que Cabral es una persona conflictiva, y no de ahora sino desde muchos años. La teníamos controlada, pero nos cagó", aseveraron a este sitio.  

En efecto, cuando desde la comuna se anoticiaron de las irregularidades, inmediatamente chequearon el listado y al advertir las desprolijidades, desplazaron preventivamente a la responsable de la vacunación y se inició un sumario administrativo. 

Mucho se especuló sobre quienes llevaban adelante el plan de vacunación. Y si bien es cierto que La Cámpora se adueñó de la campaña principalmente en los distritos del interior bonaerense, en este caso en particular, ni ellos ni el jefe comunal tienen responsabilidades sobre lo ocurrido. Cabral, la trabajadora del hospital que no tiene pertenencia política, fue sumariada y suspendida provisoriamente de su cargo. 

También surgen preguntas como quiénes y por qué se eligió a Cabral como la coordinadora de la vacunación. La respuesta es simple. La trabajadora tiene experiencia en el tema más allá de su beligerancia constante.  

Como se dijo, Carlos Puglielli además de “estar re caliente”, está ajeno a lo ocurrido, por eso desde Juntos por el Cambio apuntan a las ediles, no por su pertenencia política, sino porque fueron el "anti ejemplo". 

Dicen que, en los pasillos de la comuna, que las principales autoridades locales vertían frases como "encima tenemos que bancarnos que digan que se vacunaron por ser de nuestro partido. Y es obvio, la gente piensa que las autorizamos nosotros. Por eso la bronca e indignación". 

Así las cosas, desde la comuna esperan que las ediles den un paso al costado y aceleran las decisiones finales para Sandra Cabral, trabajadora de carrera del hospital municipal, responsable de vacunar a gente que no forma parte de lo esencial.   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias