martes 28 de septiembre de 2021 - Edición Nº1028

Actualidad PN | 20 oct 2020

Mejor olvidar

A lo Martiniano Molina: Kicillof confundió a los Barones del conurbano con los varones de género

Burlas y críticas al mandatario bonaerense por su confusión de género. Para defenderlo recurrieron al traspié de un ex cambiemos. 


El gobernador Axel Kicillof presentó esta tarde la Escuela Sindical con Perspectiva de Género, y cuestionó el machismo en la política y destacó la creación del ministerio de las Mujeres.

En ese marco, y fiel a su estilo de confrontación con la oposición, Kicillof intentó cuestionar a Juntos por el Cambio por llamar despectivamente "barones" a los dirigentes e intendentes del conurbano.

La idea del gobernador era señalar que los "barones", aquellos jefes comunales que manejaron el conurbano a gusto, eran discriminados por catalogarlos con ese mote.

Para eso, expresó que "hay una especie de cultura del machismo, que parte de cosas tan básicas como llamar a los intendentes barones del conurbano".

Sin embargo, Kicillof no percibió o no lo sabía, que, a los barones del conurbano, se los denomina de esa manera por su poder de territorio y no por su género.

Rápida de reflejos, y con chicana al paso, la diputada provincial PRO, María Eugenia Brizzi tuiteó: “El desconocimiento de la Provincia es tal que el Gobernador Axel Kicillof cree que hablamos de “varones” cuando nos referimos a los “barones del conurbano”. y agregó: “Barones del conurbano” se escribe con B, Axel Kicillof. No se puede creer...”.

Ya con lo dicho en las redes sociales, desde las huestes del gobernador quisieron frenar las burlas y pusieron como "peor" ejemplo el traspié declarativo que protagonizó el ex intendente de Quilmes, Martiniano Molina.

El tropezón del cocinero se dio el 24 de marzo de 2016 cuando ante una pregunta de un periodista acerca del Pozo de Quilmes, el centro de detención y la maternidad clandestino que funcionó durante la última dictadura militar, lo confundió con un bache.

Así las cosas, dicen algunos que cuando en política no se conoce algo, lo mejor es callar, o de última emular al ministro de Economía de la nación con la recordada frase: "me quiero ir".

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias