lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº2056

Municipios | 27 jun 2024

Entrevista

Ianantuony: “La gente está empezando a padecer lo que votó como posibilidad de mejora”

El intendente de General Alvarado consideró que el electorado está observando que lo que eligió como opción de gobierno “hoy está yendo por otro lado”


Por: Claudia Benquerenca

Sebastián Ianantuony, intendente de General Alvarado, analizó la compleja situación económica y social que atraviesa el país, y las problemáticas que arrastran los municipios a causa del plan de ajuste que aplicó el gobierno del presidente Javier Milei.

Ante contexto actual afirmó en diálogo con PROVINCIA NOTICIAS que “esto de alguna manera esto echa por tierra esta teoría de la mano invisible del mercado, de la libre oferta y demanda que equilibra los precios”.

Asimismo, frente al impacto negativo que están teniendo las medidas libertarias vislumbró que “los meses que se avecinan vemos que van a ser muy duros”.

En el plano político, el referente massista se metió en la interna peronista y consideró que “se están dirimiendo cuestiones de poder que son muy tempranas y que quizás  responden a posicionamientos de cara a una elección al año que viene. Me parece que hoy la gente nos necesita más ocupados en resolverle los problemas”, y “el Frente Renovador siempre ofreció una posición de moderación, que tiene que ver justamente con esto”, añadió.

- ¿Cómo está la situación del municipio en el marco de la compleja situación económica y social?

- La situación de preocupación la compartimos con varios intendentes de la Quinta Sección Electoral. Vemos cómo cae la recaudación a nivel local, y si bien nos sostenemos con la coparticipación que llega de la provincia, es esperable que en algún momento dichos fondos empiece a decaer. Así que, seguimos tratando de sostener una agenda que tiene que ver con lo que la gente votó a nivel local de poder llevarle cada vez mejores servicios, lo cierto es que se complejiza mucho. En particular lo que está pasando con la salud. Es uno de los ejes de mayor preocupación, porque lejos de lo que esperaba lograr el presidente Milei de privatizar, lo que estamos viendo lo contrario. Como dijo el gobernador Axel Kicillof se está estatizando la salud, por el hecho de que a muchas familias se complica sostener la prepaga y toma la opción de lo público. Eso sumado al tema de los medicamentos, que interanualmente se ha registrado una inflación del orden de más del mil por ciento.

Esto de alguna manera esto echa por tierra esta teoría de la mano invisible del mercado, de la libre oferta y demanda que equilibra los precios, y muy por el contrario, cuatro o cinco vivos se ponen de acuerdo y fijan los valores de los medicamentos, de las prepagas y de los alimentos. Estamos asistiendo a incrementos muy importantes en términos de tarifa, y eso obliga a las familias a modificar sus conductas de consumo.

Esto también lo vimos como ciudad turística este fin de semana extra largo. Cuando al año pasado hablábamos de indicadores que estaban cercanos al 90-95 por ciento de ocupación, hoy estamos viendo que en algunos casos se ha dado el orden del 25 y el 40, y en nuestro caso en particular, por una cuestión de tipología hotelera que tenemos ha sido cerca del 60. Sin embargo tal como hablé con algunos sectores esto no es suficiente para los comercios, para la gastronomía, para la hotelería. Para nosotros el turismo es una de las principales economías que tenemos, y estamos viendo que quienes son los oferentes de los puestos de trabajo están viendo cómo su rentabilidad se ve vulnerada por las decisiones macroeconómicas que se están tomando a nivel país.

- Producto del ajuste del gobierno a las provincias ¿cuál de las medidas se siente más a  nivel local?

- El tema del parámetros que existe en la obra pública que, no solo se atiene a una decisión nacional de no hacer más obras, sino que no se le está dando continuidad a aquello que se había empezado y que es susceptible de que en algún momento las empresas adjudicatarias comiencen a hacer juicios. También la irrupción de los fondos que corresponden a la provincia. Y por eso hemos acompañado al gobernador a presentar el petitorio con el ánimo de al menos sentarse a dialogar. Él mismo explicó que hubo tres intentos formales de tener una entrevista con el ministro de Economía, que tiene a su vez la cartera de obras públicas, y que esos tres pedidos no fueron contestados. Lo que se buscó es visibilizar, y por eso los intendentes fuimos a acompañar este pedido en cabeza del ministro Gabriel Katopodis, porque por más que haya cambiado un gobierno, los compromisos que se asumen hay que respetarlos.

Después si el presidente no quiere hacer más obra pública, eso se lo demandará la ciudadanía o lo refrendará en las elecciones del año que viene. Lo cierto es que, propio de todas estas decisiones que se están tomando, el nivel de desempleo subió del 5,7 al 7,7, y esto se está empezando a sentir porque todos a los intendentes los vecinos nos paran en la calle y desde mayo a esta parte el freno a la actividad ha sido total.

Entonces, aquellas personas que estaban acostumbradas a rebuscársela con algún tipo de changa, hoy ven que lo que dinamizaba la clase media hoy está absolutamente paralizado, y en esta economía de desempleo informal que se sostenía en el día a día hoy están viendo la posibilidad de buscar trabajo en lo público, que no la hay justamente propia también del ajuste, o al menos acceder a una asistencia alimentaria, que un poco la podemos ofrecer los intendentes porque no estamos recibiendo ayuda del gobierno nacional, mientras la comida se vence en los hangares del Estado Nacional. Es muy contradictorio todo, la gente realmente está empezando a padecer lo que votó como una posibilidad de mejora, hoy está viendo que está yendo por otro lado.

- A seis meses de gestión libertaria y en el contexto que describe ¿qué panorama vislumbra con el rumbo que tomó el país?

- El panorama lo vimos un poco con los números del primer trimestre en términos de caída del empleo y de la actividad. La verdad que estamos en valores del 2001 y los meses que se avecinan vemos que van a ser muy duros, porque si se perdieron dos puntos de nivel de empleo en el primer trimestre donde la ampliabilidad por cuestiones estacionales, ya sean del turismo o de la actividad del campo deberían ser más favorables, no quiero ni pensar lo que vaya a suceder con los números de este trimestre que ya estamos transitando y mucho menos en el peor trimestre que tiene que ver con los meses que van de julio a septiembre.

Me parece que estamos ante una complejidad muy grande que va a obligar al gobierno nacional a modificar el rumbo o a una situación muy compleja que puede desembocar en un daño en el entramado social tan importante, que sea suficiente de que la gente empiece a ver que este beneficio futuro que viene sosteniendo con mucho sacrificio para aplacar la inflación, donde empiecen a generarse los incrementos en las tarifas, porque lo que estamos viviendo en términos de luz y de gas tiene que ver únicamente con la quita de subsidios pero no con aumentos, cuando ingresen esos aumentos, cuando se vea que la inflación del mes que viene va a rondar los ocho puntos, como dicen algunos analistas, ahí la gente va a tomar conciencia de que todo este sacrificio que se viene haciendo va a ser en vano y el humor social va a modificar muchas cosas. Creo que vamos a asistir a meses realmente muy duros.

- ¿Qué opina de la interna peronista y cuál es el lugar que debe ocupar el Frente Renovador?

- Creo que se están dirimiendo cuestiones de poder que son muy tempranas y que quizás  responden a posicionamientos de cara a una elección al año que viene. Me parece que hoy la gente nos necesita más ocupados en resolverle los problemas y tratar de contener la situación social, que en muchos casos como el mío nos han otorgado la posibilidad de seguir conduciendo los destinos del municipio que está en una posición absolutamente contraria a lo que proponía el Gobierno Nacional y que anticipamos que todo esto podía ocurrir. Me parece que dirimir cuestiones del orden de la política pueden hacerse a puertas cerradas y en lo público tenemos que enfocar nuestra energía en eso.

El Frente Renovador siempre ofreció una posición de moderación, que tiene que ver justamente con esto. Tenemos que enfocar cuáles son las prioridades y hoy el orden de lo político me parece que tiene que pasar a un segundo plano y estar más cerca de los vecinos y de sus necesidades reales que, como decíamos, son acuciantes, urgentes, y que cada vez tienen una mayor profundidad.

Lo mejor que se puede ofrecer en este momento en términos de lo político es evitar la discusión política que va a estar siempre, pero que puede ir por otros canales y la agenda que tiene que ocuparnos tiene que ver con el empleo, cómo sostenemos a las poblaciones más vulnerables y cómo generamos los recursos para que entre todos podamos evitar el padecimiento de nuestra gente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias