miércoles 22 de mayo de 2024 - Edición Nº1995

Actualidad PN | 17 sep 2023

Lo que viene

Qué observa La Cámpora de Kicillof que sale a cruzarlo en vivo y en directo

Una vez salieron a la luz las diferencias entre el mandatario provincial y la agrupación kirchnerista. Egos, poder y el liderazgo del futuro político está en juego.


Por: Diego Arce

"Yo no me dedico a la música, soy militante y dirigente" dijo Máximo Kirchner después de la reunión de consejeros del Partido Justicialista en respuesta a la postura de Axel Kicillof que pidió "componer una nueva canción" más allá de "Perón, Evita, Néstor y Cristina".

También Mayra Mendoza, intendenta de Quilmes, cuestionó a la solicitud del mandatario provincial evocando una canción de el Indio Solari donde referencia que existen varios que “juegan a primero yo”.

Pero claro, cuál es el motivo por el cual La Cámpora sale a marcar diferencias con el gobernador. En el gobierno sostienen que existe un temor real a que Kicillof, con un triunfo en octubre, se convierta en el jefe del peronismo. Fundamentan esta afirmación señalando que “no hay otro dirigente con tanto respaldo popular” que pueda, en caso de que Javier Milei sea el presidente de la nación, levantar las banderas de la resistencia peronista.

“Si Kicillof gana la provincia y no logramos retener la nación, todos nosotros, los intendentes, vamos a encolumnarnos con él” confió a PROVINCIA NOTICIAS un jefe comunal del conurbano. Y razones no le faltarían. Con Milei en el gobierno nacional, las transferencias de recursos a la Provincia serán nulos o lo raso que indique la ley. Entonces, los jefes comunales solo tendrán como la terminal de solicitudes y pagos al mandatario bonaerense.  

Como se dijo, en las huestes del kicillofismo realizan estos análisis para descifrar el por qué de las críticas de algunos de los integrantes de La Cámpora. Es cierto, Kicillof jugó con fuego cuando dijo, palabras más, palabras menos, que había que dejar de depender de Cristina Fernández y de evocar a Néstor Kirchner, Perón y Evita.

Pero qué llevó al mandatario bonaerense a plantear esos cambios de líderes. Una de las respuestas se basaría en las encuestas que el gobernador tiene en su despacho, donde le dan una ventaja considerable con sus perseguidores y que por consecuencia una período más al frente de la gobernación bonaerense.

Entonces, con las derrotas de Alicia Kirchner en Santa Cruz, de Sergio Uñac en San Juan, de Omar Perotti y Marcelo Lewandowski en Santa Fe, de Alberto Rodríguez Saa en San Luis y, si Sergio Massa no llega a ser presidente, más el retiro de Cristina Fernández de la política activa, Axel Kicillof, con un eventual triunfo, se convertiría en el único ganador de peso en el peronismo.

Ese análisis también lo hace el kirchnerismo que conduce el presidente del Partido Justicialista. Observan que, si Milei gana la nación, no tendrían en poder de caja nacional que se despliega más tarde en los territorios, y eso atenta con posibilidades reales de disputarle mano a mano el poder a Kicillof que se llevará, sin duda, el acompañamiento de los intendentes.

Por supuesto, todo está supeditado a lo que suceda no solo en octubre sino que también en noviembre que, de todo lo pensado por Axel Kicillof, si Massa es presidente, se esfumaría en el aire.

Por lo pronto, ambos ¿bandos? Se verán las caras el próximo 27 de septiembre en un encuentro de la formula nacional y provincial en Ensenada. Y será ese uno de los espacios de debate y muestra de unidad o fragmentación.

Así las cosas, el kicillofismo se le anima a La Cámpora que, sabiendo que puede perder todo liderazgo territorial, mira de reojo al mandatario provincial y lo corre con su más maravillosa música que reza: “ya de bebé, en mi casa hay una foto de Perón en la cocina. Y ahora de grande, unidos y organizados junto a Néstor y Cristina".

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias