miércoles 22 de mayo de 2024 - Edición Nº1995

Municipios | 23 dic 2022

Medioambiente en peligro

Denuncian que “el atropello en la ciudad de Luján contra los vecinos no tiene límites”

Una vez más el jefe comunal peronista es cuestionado por la vecindad. Al genocidio ambiental se le suma las consecuencias negativas en salud que genera la minería local.


Por: Martina Vivas

Después de la puesta en marcha de manera ilegal de la obra del relleno sanitario de la antigua estación Sucre, una zona de vegetación virgen, y rodeada por una escuela y emprendimientos productivos y zonas residenciales, según comentan los vecinos lujanenses, el atropello de la gestión de Leonardo Boto aún continúa.

En la previa, el polémico y cuestionado intendente peronista Leonardo Boto, señaló que “aparece la tierra de Sucre, absolutamente crítica, y en Sucre, habían destinado una plaza de maniobras, y un día me llaman de ADIF (Administración de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado) y me dicen que tenemos que buscar otras tierras, y ahí empezamos a mover”. Claro, el término “mover” en política se lee como “buscar arreglos que beneficien a uno salteando pasos. Por eso crecen las sospechas de maniobras ilegales por parte del municipio.

También la minería se instaló en la localidad de Open Door, con dos empresas que están generando serios problemas de ambiente por sus trabajos en la Estación Cabred.

Según constan en las denuncias, hasta ese destino llegan a diario formaciones ferroviarias con más de 50 vagones de hasta un kilómetro de largo perjudicando a los vecinos de la Estación.

En las críticas también ingresan los ruidos continuos durante las 24 horas equivalentes a más de 90 decibeles, que implican movimientos de suelo causando rajaduras en las viviendas y enfermedades respiratorias graves.

El acopio de materiales en la Estación Domingo Cabred del Ferrocarril San Martín, se produce a consecuencia de la construcción de la obra ilegal del relleno sanitario en Sucre.

Esta zona, la de Sucre, debería haber sido resguardada por ser patrimonio histórico, y ante eso, sentenciaron: “Digamos no al genocidio ambiental en Luján”.  

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias