domingo 29 de noviembre de 2020 - Edición Nº725

Municipios | 21 nov 2020

A contrarreloj

Boto acorralado por los municipales se reunió con ediles propios y ajenos

Los trabajadores presionan al alcalde de Luján para que mejore la oferta salarial presentada, de lo contrario amenazan con ir al paro por tiempo indeterminado


El martes próximo finaliza la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo bonaerense, y si la gestión del intendente Leonardo Boto en Luján no presenta una oferta superadora, los trabajadores municipales ante la falta de respuesta advierten que tomaran medidas de fuerza.

Ante la presión de los trabajadores, el jefe comunal por el Frente de Todos convocó ésta semana a concejales del oficialismo y de la oposición para abordar el conflicto, debido a la compleja situación económica y financiera que atraviesa la comuna.

Participaron del encuentro los ediles César Siror, Agustina Torres y Federico Guibaud, por el Frente de Todos, y Fernando Casset, Alejandra Rosso y Carlos Alberto Trisciuzzi por Juntos por el Cambio, quienes integran una Comisión que se formó en el parlamento municipal para tratar la problemática.

Al respecto, el concejal del Interbloque de Juntos por el Cambio, Fernando Casset, comentó en diálogo con PROVINCIA NOTICIAS, que “al intendente le pedimos que mejore la propuesta salarial a los trabajadores municipales, que atienda a los sindicatos y que trate de mejorar la propuesta”.

“Lo que nos dijo el intendente es que tiene muchas dificultades que no va a poder mejorar la propuesta, salvo que reciba asistencia de la Provincia y que en caso de ver que puede mejorar la propuesta va a atender a los sindicatos y nos va a llamar a nosotros también como mediadores, que es como estamos actuando ahora de forma oficiosa”, añadió el representante opositor.

En el marco del conflicto, la última propuesta que el gobierno municipal le hizo llegar a los trabajadores contemplaba 20 mil pesos en bonos hasta fin de año y 5 mil pesos de aumento no remunerativo a partir de enero, pero los sindicatos que nuclean a los municipales (ATE, SEM y STM) la rechazaron y advirtieron que si no se mejora la oferta van al paro por tiempo indeterminado.

El problema surgió con la paritaria del año pasado, donde el gobierno anterior realizó una mejora salarial del 24,9%, que durante el 2019 se pagaría como suma no bonificable y al año próximo se incorporaría al básico. La cuestión es que la gestión de Boto comenzó a cumplir con ésta disposición en el segundo semestre de este año, y a partir de cuotas del 5%.

El punto es que el martes finaliza la conciliación obligatoria, donde las partes concurrirán a una nueva audiencia en la delegación de la cartera laboral bonaerense en Luján para destrabar el conflicto, que de acuerdo a lo que pudo saber este medio “está bastante complicado”.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias