Quieren que se privatice el Astillero Río Santiago

Fiel a su estilo polémico y confrontativo, el diputado Guillermo Castello presentó un proyecto que busca privatizar el reconocido Astillero Río Santiago.

A días de terminar su mandato como legislador, el marplatense se metió una vez más en una controversia con los trabajadores de la empresa de construcción naval ubicada en la ciudad de Ensenada.

En los fundamentos, Castello sostiene que “nadie puede afirmar seriamente que el Estado requiere de una empresa estatal de fabricación de barcos para cumplir con su misión. Por el contrario, la creación y sostenimiento de empresas estatales para cumplir funciones propias del sector privado, sistemáticamente deriva en mayor déficit, mayores impuestos, mayor burocracia y mayor corrupción”.

Asimismo, aseveró que “para sobrevivir a la globalización económica, en los últimos tiempos los astilleros públicos del planeta que no fueron privatizados, redujeron sus planteles a la tercera parte y duplicaron sus producciones para alcanzar equilibrio en sus cuentas. En Astillero Río Santiago pasó exactamente lo contrario: el plantel se triplicó, la producción bajó a la mitad y el déficit de la misma es uno de los mayores del mundo en empresas de este tipo”.

En esa línea, el diputado agregó que “por todo lo apuntado es se presenta este proyecto de ley: los bonaerenses estamos empeñados en un proceso de saneamiento de las cuentas públicas que exige transparencia y austeridad en el manejo de las cuentas públicas, el caso de Astillero Río Santiago atenta claramente contra este objetivo, constituyendo un monumento al despilfarro, la corrupción y a la “cultura del beneficio indebido” como antítesis a la cultura del trabajo”.

Para finalizar, Guillermo Castello sentenció: “Queremos que el Estado haga lo que tiene que hacer y no lo que deben hacer los privados. También queremos que se deje de malgastar el dinero de los bonaerenses y que desaparezcan estos antros de corrupción”.

3 thoughts on “Quieren que se privatice el Astillero Río Santiago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *