Relanzaron en el Congreso el proyecto que regula la utilización de la pirotecnia

Esta tarde en el Congreso de la Nación, el diputado nacional Eduardo “Bali” Bucca junto a Alexia Rattazzi (PANAACEA), Horacio Joffre Galibert (APADEA), Celeste Marisi (TGD padres TEA), Matías Cadaveira (Psicólogo), Marisa Miranda (Terapista), Valentín Muro (Escritor y filósofo), Rubén Sosa (Pediatra), Marco Lavagna (Diputado de la Nación) y varias asociaciones civiles relanzaron el proyecto de Ley que regula la pirotecnia sonora, y pide que se respete el derecho a la salud de las personas dentro de la condición del espectro autista, niños, adultos mayores, y daña a los animales y el medio ambiente.

Bucca abrió la charla agradeciendo a los presentes y pidió “Que este no sea un proyecto de un legislador, sino un proyecto de todos, consensuado, por eso le vamos a pedir a todos que nos ayuden. En estos meses el debate de la pirotecnia vuelve aparecer, empezamos a escuchar noticias que en los municipios empiezan a debatirlo. Se empieza a visibilizar con más fuerza, por eso vamos a aprovechar este tiempo para seguir trabajando individualmente con los legisladores, para que también acompañen y aprueben este proyecto”.

El proyecto busca que el uso de estos explosivos sea regulado “en el ámbito de la República Argentina la comercialización, tenencia, manipulación, uso particular, fabricación, deposito, transporte, distribución y la venta al público mayorista o minorista, y venta ambulante en la vía pública, de artificios pirotécnicos cuyos efectos audibles o sonoros sean superiores a 84 decibles, cualquiera fuera su naturaleza y característica, como así también los denominados globos aerostáticos de pirotecnia”.

Se estima que en Argentina hay 700 mil personas dentro de la Condición del Espectro Autista (CEA). La estadística mundial dice que 1 de cada 58 niños es diagnosticado con CEA, y ante ruidos como los de la pirotecnia las personas con hipersensibilidad auditiva se tapan muy fuerte los oídos, tienen crisis de llanto e incluso llegan a autolesionarse. Toman una posición agresiva para comunicarse. Familias enteras tienen que desplazarse a lugares alejados de todo para evitar esta situación. Y lo que debería ser un sinónimo de celebración se convierte muchas veces en un calvario.

En la charla Bucca afirmó: “El ruido elevado daña y lo que para algunos pocos es diversión, para muchas familias argentinas significa pasarla mal. En pos de construir una sociedad más inclusiva, presentamos de nuevo este proyecto que prohíbe el uso y distribución de artículos de pirotecnia sonora superior a 84 decibeles. Estoy seguro que este proyecto va a marcar un antes y un después en la sociedad. Tenemos la obligación que se respete y garantice el derecho de todos de disfrutar las Fiestas”, finalizó el diputado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *