El pacto de sangre que no se cumplió: la traición de Durañona y Pinedo a Ostoich

Cuando el kirchnerismo se diputaba palo a palo con los intendentes del conurbano la banca que dejó el fallecido Juan Carlos Haljan, por lo bajo, la traición al pacto de sangre firmado en la Segunda sección electoral se consumaba en silencio.

En la rosca que se dio en el norte bonaerense el día de cierre de listas en el Instituto Patria, sitio en que se finiquitaron las listas seccionales del Frente de Todos, se firmó un polémico acuerdo entre Francisco Durañona, Oscar Ostoich (intendente de Capitán Sarmiento) y Mariano Pinedo (diputado provincial). El primero iba de cabeza de lista de senadores con la que tenía su lugar asegurado. El segundo dejaba a su esposa como candidata en el pago chico, y el tercero se la jugaba en la interna de Todos, cuestión que si ganaba bárbaro, y si perdía continuaba en la cámara baja. Las cuentas cerraban perfecto para Paco pero no para “Chiquito”, que propuso el pacto de sangre. Él, y todos los intendentes peronistas aceptaban y apoyarían la senaduría y por consecuencia la lista del Frente de Todos solo si Pinedo renunciaba a su banca. Claro, Ostoich era el suplente del camarada de Durañona, y de esa forma se aseguraba dos años en la legislatura.

Apremiados, los arequeros aceptaron y todos contentos. El 22 de Junio Pinedo presentó su renuncia y el sarmientense mitigó su baja del puesto uno de senadores.

De junio hasta ayer, la palabra de los dirigentes de San Antonio de Areco parecía creíble. Sin embargo, dicen, la deslealtad se hizo carne en la cámara baja provincial. Con el solo hecho de sentarse en su banca, Pinedo echó por tierra la presentación de la renuncia.

En las huestes del mandamás de Capitán Sarmiento confiaron a PROVINCIA NOTICIAS que “Durañona y Pinedo retiraron, con su presencia en el recinto, la renuncia ayer, cuando todos estaban discutiendo la el reemplazo de Haljan. Son traidores y unos hijos de puta”.

En esa línea, visiblemente enojados, fustigaron: “Vienen de la Ucede, qué podes esperar de estos tipos. Pero esto no va a quedar así”.

Ahora, si esto continúa así, San Antonio de Areco tendrá un representante por cámara legislativa, demasiado premio, dicen algunos, para un distrito tan chico.

Según pudo saber este portal, la contención a Oscar Ostoich se la brindaron los jefes comunales que se reunieron ayer en Avellaneda, donde también se llevó como posibilidad concreta de ocupar un lugar en el gabinete de Axel Kicillof. Claro, hay que contener a los dos metros de altura y los más de 100 kilogramos que lleva consigo el mandamás de Capitán Sarmiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *