Diálisis: Desde la Legislatura exigen a Vidal “que de respuestas urgentes”

Luego de mantener contactos con pacientes y profesionales de la salud de la ciudad de Pehuajó, el diputado Avelino Zurro tomó conocimiento de la grave situación que actualmente afecta a los centros de diálisis de la Provincia de Buenos Aires. Debido a una millonaria deuda del Gobierno provincial, se están quedando sin insumos y deben autoabastecerse con recursos propios, lo que genera que miles de pacientes estén a punto de quedarse sin la posibilidad de acceder a este delicado tratamiento.

Ante ese panorama, Zurro presentó en la cámara de Diputados un proyecto de Solicitud de Informes para que el Ejecutivo brinde respuestas urgentes.

En el trabajo legislativo está dirigido “al Poder Ejecutivo para que a través del Instituto Obra Medico Asistencial (IOMA) y por su intermedio quien corresponda, se sirva informar de forma urgente y a la mayor brevedad posible sobre diversos aspectos relacionados con la cobertura del servicio de hemodiálisis –en el marco del Programa Incluir Salud- que se presta en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires”.

“En los últimos días han proliferado noticias que advierten que ante el desmesurado atraso en los pagos por el servicio de hemodiálisis por parte del IOMA, la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (ARD), suspendería la prestación del servicio a los pacientes de la Provincia que cuentan con la cobertura de la mencionada obra social. En la misma línea se ha tomado conocimiento que los pacientes han recibido una noticia similar y por lo tanto temen no poder contar con el servicio a partir del 01 de noviembre de 2019, ya que los distintos centros de diálisis se encontrarían atravesando una situación crítica y no contarían con los elementos básicos necesarios para afrontar la prestación del servicio”, indicó entre sus fundamentos el legislador de la Cuarta Sección Electoral.

En cuanto a la gravedad de la situación que plantea Zurro, señaló que “el servicio de hemodiálisis en pacientes con deficiencias renales no es un simple tratamiento, sino que constituye un elemento básico e indispensable para preservar la vida del paciente que, claro está, no puede prescindir de modo alguno de ese procedimiento sin poner en riesgo la vida. Ello es así por cuanto los riñones, una vez que dejan de funcionar, empiezan a perder ritmo, eliminan un líquido pero las toxinas quedan en nuestro cuerpo, y es con las sesiones de hemodiálisis con las que se logra despedirlas, por eso cuadra tomar conciencia que los pacientes sin hemodiálisis corren el riesgo de morir”.

“Estamos frente a una situación inadmisible, que debe ser rápidamente esclarecida por las autoridades el IOMA y que debe concluir con la normal prestación del servicio de hemodiálisis para todos los pacientes que cuentan con la cobertura de la mencionada Obra Social, en atención a que su interrupción puede acarrear la muerte de los pacientes que la requieren”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *