Sin paridad en las candidaturas a las intendencias: Solo el 15% son mujeres

La paridad de género en ámbitos políticos reclamada principalmente por el movimiento feminista, que en los últimos años fue el impulsor de muchos cambios relevantes, no llegó a los cargos de las intendencias de la provincia de Buenos Aires donde la mayoría de los precandidatos son varones.

Las dos principales fuerzas políticas bonaerenses que se disputan la continuidad, en varias casos, y la renovación, en otros, decidieron no llevar a mujeres como posibles candidatas a las intendencias en la mayoría de los casos.

Por el lado del “Frente de Todos”, que tiene a la senadora Cristina Fernández de Kirchner como principal referente del espacio, presentó 219 precandidatos a intendentes de los cuales solo 38 son mujeres (un 17,35%).

Dicha cifra se empeora en el oficialismo ya que de los 129 aspirantes de “Juntos por el Cambio” a lo largo y ancho de la provincia , solo 12 son mujeres (un 9,3%).

Por sección electoral, el peronismo cuenta con referentes femeninas que en muchos casos compiten en internan para llegar a la administración comunal. En cambio, la fuerza política que provincialmente lidera Vidal, cuenta con cuatro secciones (de las ocho) en las que no tienen ni una candidata mujer.

Por esta razón, las dos fuerzas más representativas, entre las que se estima que se estarán disputando el principal cargo en los municipios, tienen 348 precandidatos en total y solo 50 son mujeres. Lo que representa un protagonismo femenino menor al 15%.

Esta situación denota que a pesar de que fue progresando la cuestión hacia la equidad de género en el reparto de cargos (como los legislativos), todavía falta mucho en lo cultural y estructural para que esa paridad se dé efectiva y naturalmente en el seno de todos los espacios políticos.

De todas formas, parece que la falta de listas distritales encabezadas por mujeres, no será impedimento para reclamar que los candidatos generen propuestas (y posteriores políticas) con perspectiva de género como la coyuntura, empujada por la ola feminista, requiere hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *