La fiscalización de JxC: Logística, call center y 60 mil voluntades

Sabiendo que la dar vuelta la elección es el mayor desafío que afronta el oficialismo desde que es gobierno, en las huestes de Juntos por el Cambio no se dan por vencidos y apuntan a la fiscaliación como la base de la recuperación.

Aunque resulte extraño, las aguas en el oficialismo están divididas. Por un lado, dicen algunos, que desde el PRO provincial no estarían dedicados al máximo en la campaña como en las PASO. Es cierto que la gobernadora María Eugenia Vidal recorre varios distritos por día, pero en los detalles, su equipo no estaría comprometido.

Por otra parte, están los que ven como posible la llegada al balotaje nacional, apelando al “Sí, se puede” y al temor que implicaría “volver al pasado”.

La base de la fiscalización se nutre de más de 60 mil personas, los call center, los que reparten las viandas y las boletas más un equipo de abogados.

“Tenemos los 37.000 que necesitamos fijos más los refuerzos en todo el conurbano por escuelas y en la ciudades cabeceras. Calculen que vamos a estar entre fiscales de mesa, generales, colaboradores (repositorio de boletas, los que reparten viandas, el equipo de abogados, la logística, el call center de apoyo) seremos una 60.000 personas”, confió uno de los armadores de Juntos por el Cambio en PBA.

Asimismo, advirtieron que “la idea es fiscalizar bien y garantizar que la gente vote, que no haya cosas raras y tener todas las actas del país. De hecho tenemos 24 centros de escaneo en el país para que el mismo domingo o el lunes temprano todos nuestros apoderados tengan copia de actas de escrutinio”.

En esa línea, afirmaron que “hay mucha gente voluntaria que se ha sumado, para que te des una idea, desde el 13/08 hasta hoy en todo el país más 150.000 se inscribieron como voluntarias, tuvimos contacto con 110.000 y ya están capacitados (3 charlas de fiscales) para llevar adelante la tarea, Salta, Santa Fe y Bs. As. son de los lugares de mayor movilización”.

De esta manera, en el oficialismo agotarán todas las instancias para llegar lo mejor posible a la elección, y aunque saben que es difícil la parada, confían en el “Sí, se puede”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *