Abusos sexuales: Buscan obligatoriedad de provisión de kits gratuitos para toma de evidencia

Ante el aumento de los delitos sexuales en la provincia de Buenos Aires, desde el Frente Renovador impulsan un proyecto para que sea obligatoria la provisión de elementos para la toma de evidencia

En la provincia han subido un 15 por ciento las denuncias por violación y muchos agresores aún están prófugos o son autores ignorados por falta de evidencia, ante esta alarmante cifra, el diputado del Frente Renovador, Ramiro Gutiérrez, impulsó un proyecto de ley para implementar kits gratuitos y obligatorios de toma de evidencias para delitos sexuales en los hospitales de la provincia de Buenos Aires.

“Si existe una víctima hay un agresor, y por la tipología del autor de estos hechos, seguramente, será un reiterante, lo peor que le puede pasar al Estado es no estar preparado para recolectar la evidencia que lo individualice, lo saque de la vía pública y lo ponga tras las rejas”, sentenció Ramiro Gutiérrez.

Según el Registro Nacional de datos genéticos del Ministerio de Justicia de la Nación, la provincia de Buenos Aires, encabeza el ranking nacional con 6.699 violadores y abusadores.

Por su parte, según datos emergentes de la CONARC, dependiente del Registro Nacional de Reincidencia, existen 49.443 pedidos de captura activos dentro de los cuales, 1.887 son prófugos que han cometido delitos contra la integridad sexual.

“El ascenso de estos números y la existencia de agresores sexuales prófugos indica que se debe actuar de inmediato. Estamos llenos de leyes declarativas, pero hay pocas herramientas legales para peritar a una víctima cuando recién han sucedido los hechos y capturar al abusador cortando su carrera delictual con la contundencia de la prueba genética”, explicó el diputado massista.

En ese sentido, resaltó: “La justicia denomina como autor ignorado al agresor sexual que no pudo ser identificado por falta de evidencias. El kit que proponemos debe ser una política pública real si deseamos proteger a las víctimas y guardar datos genéticos del violador por cien años”.

En otros países, el Estado proporciona a hospitales y centros de salud equipos de levantamiento de pruebas para delitos de agresión sexual. El personal médico y sus auxiliares son capacitados en uso de estos kits para recoger el ADN del agresor sexual y otras pruebas durante un examen físico de quién ha sido víctima de un asalto sexual.

En ese sentido, completó: “Implementar este sistema en los servicios de salud y justicia de la provincia de Buenos Aires permitirá un accionar más rápido para encarcelar a los violadores”.

En otros países, el Estado proporciona a hospitales y centros de salud equipos de levantamiento de pruebas para delitos de agresión sexual. El personal médico y sus auxiliares son capacitados en uso de estos kits para recoger el ADN del agresor sexual y otras pruebas durante un examen físico de quién ha sido víctima de un asalto sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *