Tirón de oreja de Vidal a los municipios para que acomoden sus deudas

La gobernadora María Eugenia Vidal decidió condicionar y “presionar” un poco a los municipios en la previa a las elecciones con el fin de controlar y contener las cuentas.

Por lo menos en lo que se refiere a las intendencias que ya tomaron deuda con entidades y que necesitan recurrir nuevamente a las arcas provinciales.

A través de la Resolución 185-MEGP-19 publicada en el Boletín Oficial y que lleva la firma del Ministro de Economía de la provincia, Hernán Lacunza, decidió profundizar los requisitos, pautas y parámetros para el cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal Municipal, una copia a menor escala que la que firmaron las provincias con la Nación.

Así dispuso que ahora es una “condición necesaria para la obtención de nuevos endeudamientos y/u otorgamiento de avales y/o garantías y/o suscribir contratos de fideicomisos y/u obtener asistencias financieras y/o suscribir contratos de leasing y/o compras a plazo” estar al día o por lo menos con un plan de saneamiento con las deudas exigibles con Organismos del Sector Público No Financiero y Financiero de la Provincia.

Esto es para cuando los municipios soliciten un préstamo a través del Programa Provincial de Desarrollo (PPD) que son los que se utilizan para IOMA, para el Instituto de Previsión Social (IPS), la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE) y Provincia Aseguradora de Riesgos del Trabajo Sociedad Anónima (Provincia ART).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *