Las razones a las que se aferra la provincia para retener el gobierno

A pesar de la crisis económica y social por la que transita el país, el gobierno confía en mantener el poder y como consecuencia cuatro años más de la gobernadora María Eugenia Vidal al frente.

Sin embargo, la semana pasada corrió por primera vez por los pasillos de la Casa de Gobierno bonaerense la posibilidad de perder en octubre, aunque dicen que si eso ocurriese, no sería por culpa de la gestión provincial.

Cuando el Ejecutivo hace las cuentas, en el debe colocan las decisiones adoptadas por Mauricio Macri que impactaron de lleno en el territorio bonaerense, y cuando resaltan el haber, muestran las obras y avances en materia de transparencia y modernización del Estado.

“Pasamos de una provincia que no podía pagar los sueldos y aguinaldos a una que el año pasado, a pesar de las dificultades, adelantó el aguinaldo en julio y en diciembre a más de 600 mil familias” exponen desde Calle 6. Y agregan: “Y de gestiones que invertía muy poco en infraestructura a una que invierte más del doble. Sumando el presupuesto 2019 van a ser 246 mil millones de pesos destinados a obras”.

La caída abrupta en la imagen e intención de votos de Mauricio Macri colocan una vez más a la gobernadora como el “plan b” para no caer en octubre. Empero, Vidal avisó mil y una vez que “no se va usar a la provincia como trampolín para llegar a la presidencia”. Sin embargo, si el famoso y poco conocido para la sociedad “círculo rojo” lo solicita, la mandataria provincial deberá o debería aceptar la postulación nacional.

Respecto de la obra pública, caballito de batalla de la gestión bonaerense, apuntan que “se terminaron 1.800 y para el fin del mandato van a ser 1.100 más. Son 215 kilómetros de ruta pavimentada, más de 1.300 kilómetros repavimentados, 300 obras hidráulicas terminadas y 300 kilómetros de cañerías renovadas”.

En el marco de la transparencia, apuntan desde el Ejecutivo que “los cambios en la policía fueron vitales y se protegieron a los buenos policías y separamos a los malos. 800 de ellos están presos e hicimos público el Registro de Policías Exonerados”.

Así las cosas, y a pesar del descontento de buena parte de la sociedad con el gobierno nacional, en la provincia confían en ganar en octubre y retener la corona obtenida en 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *