Estacioneros acorralan a Insaurralde para que no aplique tasa municipal a la venta de nafta

Titulares de la Federación de Empresarios del Combustible de la República Argentina (Fecra) concretaron el viernes pasado una nueva reunión con funcionarios del municipio de Lomas de Zamora, abogados y contadores de ambas partes para evaluar las consideraciones técnicas y los riesgos que corren las estaciones de servicios en caso de implementarse el impuesto local sobre el precio de los combustibles.

El Presupuesto lomense para el 2019 fue aprobado junto con la Ordenanza Fiscal e Impositiva, que establece el cobro de una tasa municipal que aumentará 40 centavos el litro de nafta y 15 centavos el precio del gas en las estaciones de servicios del partido. La Fecra denuncia que con el incremento, además de los usuarios, se verá afectada la competitividad de las estaciones respecto de otros distritos.

El encuentro lo encabezaron el secretario de Hacienda lomense, Claudio Raggio, y el contador de la Federación, Daniel Bada. El informe presentado por los empresarios del combustible determina que el punto de equilibrio de una estación es la venta de 250.000 litros, mientras que en Lomas de Zamora hay sólo cinco estaciones que superan los 500, y el resto está entre 280 y 400.

“Con esta tasa, el volumen de ventas bajaría drásticamente y muchas estaciones deberán cerrar”, advirtió Hernán Landgrebe, secretario de la entidad. En el distrito hay 40 estaciones de servicio que en total emplean 850 personas. Además, indicó que “está comprobado que los municipios que aplicaron el impuesto a las ventas en las estaciones de servicio bajaron entre un 30 y un 40 por ciento”: son el caso del partido de Vicente López, Tres de Febrero y algunas comunas de Córdoba.

Estas últimas debieron derogar la medida al ser declarada inconstitucional. “La Provincia de Buenos Aires recibe la coparticipación del IVA y el impuesto a los combustibles, por lo que ningún municipio puede poner una tasa, y el trabajo de los abogados será poder demostrar eso”, explicó al aire de Política del Sur.

La recaudación para el Municipio sería de 58 millones de pesos en caso de aplicarse la tasa vial, según cálculos de Fecra basados en las ventas de septiembre y octubre. Sin embargo, Landgrebe aclaró que “hay que restarle el 35 por ciento”, en función de que los usuarios dejarían de cargar nafta en Lomas.

La merma en las ventas podría traducirse en “despidos y cierre de las estaciones”, aseguró. La próxima reunión será el próximo viernes, y destacó: “Por ahora se ve voluntad de escucharnos y creemos que finalmente llegaremos a un buen acuerdo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *