Tras el escándalo, aprobaron el ingreso de transporte público a Nordelta

El Concejo Deliberante de Tigre aprobó, por unanimidad, una ordenanza que autoriza el ingreso de la línea de colectivos 723 a la avenida troncal que circunda al megaemprendimiento de barrios privados, que se encuentra en la zona norte del Gran Buenos Aires.

La medida apunta a que la empresa de transportes pueda prestar su servicio tanto a los vecinos del complejo de barrios cerrados como a quienes concurren a trabajar allí.

Por pedido de un grupo de vecinos se había impedido a las trabajadoras de casas particulares tomar el mismo servicio de combis privadas que ellos usaban. Adujeron que “tienen mal olor y hablan mucho”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *