El campo se rebela y amaga con lo pagar los “impuestos excesivos”

Tras los fuertes aumentos de la tasa agraria, el sector agropecuario mostró su descontento y amaga con dejar de pagar los tributos provinciales y municipales.

El enojo agropecuario se desplaza a lo largo y ancho de la provincia pero tiene su epicentro en la localidad de Luján, donde los productores sufrieron un incremento del 1.200 por ciento en la tasa.

Según comentaron las asociaciones agropecuarias, después de los aumentos impulsados por el intendente de Cambiemos Oscar Luciani que ratificó el concejo deliberante, comenzaron a llegar las facturas con un aumento que alcanza en promedio el 1.200 por ciento, aunque en algunos casos lo supera.

Muestra de ese descontento, los ruralistas acordaron no pagar la segunda tasa anual que llegó con este incremento y se rebelaron ante la comuna, que derivaría al Estado provincial.

En una reunión organizada en el distrito, los productores calificaron como “exorbitante” la suba y comentaron que en distritos linderos “la cuota es sensiblemente más baja”.

“No queremos ser el pato de la boda. Porque lo que se aprobó simplemente sirve para financiar el Municipio y no se va a volcar al campo”, lanzaron los ruralistas.

De esta manera, el amor que nació entre los dirigentes que hoy comandan el país y los sectores rurales después de la famosa 125, parece estar llegando a su fin, y a río revuelto, el kirchnerismo vuelve a la carga con nuevas propuestas para enamorar al sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *