La Provincia cruzó a la Iglesia por las críticas al juego online

Tras las críticas de la pastoral que la semana pasada advirtió que cada casa podría convrtirse en un casino, el titular del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, Matías Lanusse, le envió una carta donde afirmó que la iniciativa apunta a “combatir el juego ilegal” para “proteger a las familias bonaerenses”.

A través de una misiva que le envió a la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia del Episcopado, Lanusse denunció que “durante años el juego creció de manera persistente y el Estado miró para otro lado”, por lo que “desde el primer día tomamos la decisión de enfrentarlo, combatir el juego ilegal y reducir el juego legal”.

“Este Gobierno ha demostrado con decisión y acciones concretas que no está dispuesto a dejar que el juego crezca y afecte a los más vulnerables de nuestra sociedad. Y esto no son palabras, son hechos”, manifestó.

Recordó que la gestión de Vidal cerró “tres casinos y dos bingos” y que no permitió que se pusiera en funcionamiento el bingo del Puente La Noria. “Tampoco permitimos que se abran nuevas agencias oficiales de lotería ni que se instalen máquinas tragamonedas”, señaló. Además, destacó que “por primera vez en más de 20 años llamamos a licitación pública de la administración, renovación y mantenimiento de las 3860 máquinas existentes antes de nuestro mandato”.

“En la actualidad se encuentran en funcionamiento y operando cientos de páginas que ofrecen este sistema. La oferta está ahí, al alcance de la mano y sin ningún tipo de control. Hasta hoy, todo pasaba dentro de un vacío legal que dejaba a las personas en una situación de extrema vulnerabilidad por falta de información y control”, argumentó Lanusse.

A su vez dijo que “no hacer nada significa mirar para otro lado y no estamos dispuestos a eso. Esta legislación y su reglamentación nos van a permitir ejercer límites para cuidar y proteger a los vecinos, reducir el riesgo de adicción y enfermedad y establecer un marco legal para lograr que la actividad no crezca”.

Por último negó que haya fines recaudatorios en la iniciativa: “Lejos de eso y de promover este tipo de juego, el cobro del tributo propuesto es solo un medio para un fin de control de la actividad y protección ciudadana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *