Magario sobre el fondo sojero: “Esta es una nueva afrenta de Macri y el FMI”

Como era de esperar, los intendentes peronistas salieron al cruce del presidente de la Nación Mauricio Macri tras la decisión de eliminar el fondo sojero.

Verónica Magaio, intendenta de La Matanza y presidente de la Federación Argentina de Municipios aseguró que “las asignaciones del Fondo Federal Solidario deben estar garantizadas en el presupuesto porque de lo contrario nos veremos obligados a hacer presentaciones judiciales para reclamar”.

La mandamás peronista sentenció que “así como logramos que suspendan el DNU contra las asignaciones familiares, ahora haremos lo mismo con esta resolución arbitraria”.

La presidenta de la Federación Argentina de Municipios, se pronunció en contra de la eliminación del Fondo Federal Solidario (FFS), también llamado “fondo sojero” porque surge de la coparticipación del 30% de los recursos que se obtienen por las retenciones a las exportaciones de soja.

“Esta es una nueva afrenta del gobierno del presidente Macri y el FMI contra el federalismo en la Argentina. Esto lo que busca es quitar autonomía y desfinanciar a los ciudadanos de cada municipio, porque esto representa menos obras en cada ciudad del interior, mientras que a los porteños les dan cada vez más recursos”, enfatizó Magario. Además, aseguró que “las asignaciones deben estar garantizadas en el presupuesto porque de lo contrario nos veremos obligados a hacer presentaciones judiciales para reclamar”.

La alcaldesa de La Matanza señaló enfática que “Macri no puede ajustar a costa de los ciudadanos”. Y sentenció que “así como logramos que suspendan el DNU contra las asignaciones familiares, ahora haremos lo mismo con esta resolución arbitraria”.

Magario recordó que “el decreto del presidente Macri está eliminando el fondo que fue creado mediante Decreto Nº 206 de 2009, firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con la finalidad de transferir recursos a las Provincias, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y a los Municipios para financiar obras. Estaba enfocado en acrecentar la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial, tanto en ámbitos urbanos como en los rurales, para mejorar la calidad de vida de la población”.

Por último, Verónica Magario detalló: “Este recorte obedece al recetario propuesto por el FMI, que establece un gran ajuste que prevé un recorte de 300.000 millones de pesos que en su mayor parte recaerá sobre las provincias y los municipios. Quieren que tengamos menos salud, menos agua, menos cloacas y menos asistencia para los vecinos”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *