Nostalgia del diputado por lo que ya no lo tendrá

Si bien es cierto que al frente Cambiemos la divulgación de los apostantes falsos en las campañas de 2015 y 2017 le generó un lío preocupante, el receso invernal en la legislatura deja datos de color.

En las redes sociales diputados oficialistas se corrieron por unas horas de la rosca clásica y se metieron en temas menos escabrosos.

El primero fue Walter Lanaro, hincha fanático de Independiente, que se quejó por el fixture que le tocó a boca juniors en la “nueva” Súper Liga.

Más tarde fue el turno de César Torres, que publicó en su cuenta de Facebook una foto de su paso por Japón, en 1994, en un encuentro internacional de directores de políticas públicas de juventud.

Lo llamativo de ese posteo no es su paso por las tierras niponas sino por la extensión de su cabello que, cual adolescente de la época, volaba a la par del viento.

“Se volaron las chapas. Hoy de eso, cómo se ve, no queda nada” lanzó el diputado a sus allegados. Y remató: “Hay nostalgia, pero no arrepentimiento. Esa foto fue el comienzo de un camino de trabajo que hoy puedo plasmar en la legislatura”.

Así las cosas, y más allá del ida y vuelta con la oposición, los legisladores del oficialismo se toman un tiempo para la reflexión en otros ámbitos. No obstante, dejaron en claro que “lo que viene en el recinto será más que importante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *