Rechazan la reforma regresiva del fuero de responsabilidad penal juvenil: “Profundiza el sesgo represivo”

En conferencia de prensa, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) expuso públicamente su preocupación y rechazo al proyecto de ley del Ejecutivo provincial que busca reformar el fuero de responsabilidad penal juvenil.

Asegura que la reforma, sin consulta a referentes del tema y basada en datos desactualizados y parciales, representa intereses corporativos de jueces y fiscales y constituye un grave retroceso en los derechos y garantías procesales de los jovenes.

El acto de la CPM fue acompañado por organizaciones sociales que trabajan en el ámbito del foro provincial de niñez, por miembros de la justicia, académicos, representantes de la Asociación Judicial Bonaerense y público en general.

Bajo los principios de la ley de Promoción y protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes (NNyA), en 2007 se creó el sistema de responsabilidad penal juvenil con el objeto de garantizar un marco legal respetuoso de los derechos durante el proceso y adecuar la legislación a la Convención Internacional de derechos del niño. Todos los órganos judiciales quedaron organizados bajo el principio de la especialidad del fuero, garantizando el interés superior de los NNyA de rango constitucional, la excepcionalidad de la pena de prision y la implementación de medidas alternativas al castigo y el encierro.

En los hechos, la implementación efectiva de este sistema penal juvenil tuvo serios problemas: los tiempos para librar las órdenes de detención y la prisión preventiva no se cumplen, faltan juzgados de ejecución y de instancias de apelación respetuosas del principio de especialidad. También se ha producido una paulatina asimilación al sistema penal penitenciario de adultos, ampliando la aplicación de la prisión preventiva y el juicio abreviado. En los lugares de encierro juvenil se producen graves violaciones de derechos humanos: la práctica sistemática de torturas, el aislamiento extremo, la violencia, la falta de atención médica, psicológica y de adicciones, el deficiente acceso a la educación primaria, secundaria y la formación laboral.

En ese marco, la reforma del sistema de responsabilidad penal juvenil, que promueve el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, “no soluciona nada y significa una profundización del sesgo represivo”, aseguran desde la Comisión.

“Los niños y jóvenes nunca son escuchados, son perseguidos y castigados. Para este sistema, esos pibes son delincuentes, mientras tanto no se respetan los pactos ni convenciones que garantizan sus derechos”, señaló la Madre de Plaza de Mayo—Línea Fundadora e integrante de la CPM, Nora Cortiñas.

Junto a Nora Cortiñas, estuvieron por la CPM el padre Pepe di Paola, Roberto Cipriano García y Sandra Raggio. El defensor penal juvenil e integrante del foro provincial de la niñez, Ricardo Berenguer, también formo parte de la mesa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *