Aseguran que “agregar genética implica un crecimiento del 30% en la producción apícola”

El Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, a través de la Unidad de Coordinación Apícola y con la participación del INTA y el Ministerio de Agroindustria Nación, llevaron adelante el “Primer Encuentro Nacional de Criadores de Material Vivo Seleccionado” en la Chacra Experimental de General Belgrano.

La actividad se desarrolló los días 22 y 23 de febrero en el Centro de Mejoramiento Apícola, Cabaña Apiario “Pedro J. Bover” de General Belgrano, una de las 11 chacras experimentales que administra la cartera agroindustrial bonaerense.

“La chacra tiene como objetivo la extensión y difusión de la actividad apícola, por eso nos pareció de vital importancia realizar este encuentro que reunió a criadores, multiplicadores y todos aquellos que trabajan en selección de material vivo para mostrar los avances tecnológicos de una apicultura que ha cambiado mucho en este último tiempo”, resumió Osvaldo Atela, Director del Apiario Bover.

La jornada contó con la presencia de apicultores dedicados a la Cría de Abejas Reina en el País, y también de otros países como Chile, Colombia, Perú y España; además de productores, empresas apícolas e instituciones del sector que se reunieron bajo una propuesta innovadora y dinámica que muestra los beneficios de la genética en la producción apícola sustentable y potencia el agregado de valor a la cadena.

Dentro del programa previsto para los dos días que duró la muestra se destacan los talleres, charlas y dinámica de campo que se desarrollaron, entre ellos “Exportación de material vivo. Inscripción y reglamentación vigente”, “Reglamentación en el transporte de material vivo en el país”, “Monitoreo del pequeño escarabajo de las colmenas”, “Uso del ácido giberélico en la producción de abejas reinas”, “Experiencias de Comercialización” y “Cómo logramos una abeja de calidad”. Todos ellos dictados por técnicos de Agroindustria bonaerense, Agroindustria Nación, INTA y SENASA.

“Actualmente se exportan entre 2.000 y 3.000 abejas reinas al exterior, esa producción proviene de pocos productores de material vivo; por ello el objetivo fundamental de este encuentro fue que los cabeñeros se conocieran entre sí y en adelante puedan trabajar en conjunto para tener mayor volumen de exportación. Por eso es tan importante lograr la formalización total de la actividad apícola”, sostuvo Ariel Guardia López, Coordinador de la Unidad de Coordinación Apícola del Ministerio provincial.

Por su parte, el titular de la Oficina de Transferencia de Tecnologías y Experimentación (OTEc), Nicolás Bosch, destacó que “el evento ha sido organizado mediante una vinculación público privada junto a los sectores académicos, generando la potencia que mueve las economías. Nuestro objetivo es poner de relieve los avances en la genética de abejas realizada por los cabañeros y empresas pyme, que son claves para el desarrollo local”.

A su turno, el Subsecretario de Calidad Agroalimentaria, Sergio Robert, señaló que “la Gobernadora Vidal y el Ministro Sarquís buscan que estemos en forma permanente al lado de los productores. Hoy acompañamos a la gran familia apícola y generamos nuevas herramientas para que crezcan. Agregar genética implica un crecimiento de entre el 25 y el 30% en la producción”.

La provincia de Buenos Aires representa el 53% de la producción total de miel del país, y Argentina se ubica como el tercer productor y exportador del mundo y el primero en Latinoamérica. Durante 2017 en territorio bonaerense se produjeron 31 mil toneladas de miel que se destinó en su mayoría a la exportación; en la provincia hay casi un millón de colmenas y 5 mil productores, que generan 18 mil puestos de trabajo en toda la cadena productiva.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *