Hugo “La Garza” Sosa amedrentó a rivales y fiscalizó para Cambiemos en San Fernando

Consumada la victoria y con la mente puesta en los próximos dos años de gestión, en San Fernando aún no salen del asombro que les provocó ver a Hugo “La Garza” Sosa militando y fiscalizando para Cambiemos.

La “Garza”, ex mano derecha de Luis “El Gordo” Valor, reconocido malhechor en el ámbito policial por estar implicado en el robo de camiones blindados, fue nombrado fiscal en la mesa en una de las mesas de la escuela 15 del distrito gobernado por Luis Andreotti.

Pero cuentan, que lejos de quedarse fiscalizando en su lugar, Sosa pululaba por los diferentes establecimientos educativos del municipio amedrentando a los votantes que esperaban sufragar.

Otras versiones señalan que la “Garza”, junto con otros cómplices, intentó robarse varias urnas, generando algunos disturbios en la puerta de los colegios. No tuvo éxito.

El caso más preocupante lo produjo cuando se topó con Alicia Andreotti, esposa del mandamás y candidata del oficialismo local.

Dicen que Sosa y sus aliados de Cambiemos la insultaron de grave manera y que “no llegó a mayores porque las autoridades policiales actuaron rápidamente”.

El último hecho que habría realizado Hugo la “Garza” Sosa durante la jornada cívica fue robo de carteles y el apriete a dirigentes no solo de 1 País sino que también a los de Unidad Ciudadana.

Así las cosas, en el municipio gobernado por Luis Andreotti, la “Garza” no pudo meter sus manos en la lata y llevarle el triunfo a Cambiemos.

Antecedentes delictivos de Hugo “La Garza” Sosa

Sosa recuperó la libertad en 2006 después de pasar 13 años en prisión. Fue condenado por el asalto de cinco camiones de caudales, en el que murieron dos custodios. “Tengo códigos. No violé, no maté, no soy ortiva”, dijo.

Entre sus fugas, la más recordada es cuando en 1994 se evadió a los tiros del penal de Devoto junto a Valor. Sosa volvió a caer preso el 19 de enero de 1995, cuando lo atraparon asaltando una terminal de ómnibus en Carapachay.

Fuera de prisión, el delincuente fundó la escuelita de fútbol Volver al Potrero y se dedicó a la representación de jugadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *