El oficialismo propone anti doping en los tres poderes de Estado

Hace unas semanas la gobernadora María Eugenia Vidal lanzaba una medida en donde todos los miembros de la Policía de la Provincia y todos los funcionarios del Ministerio de Seguridad, desde el ministro hacia abajo sean sometidos a un test toxicológico de consumo de sustancias psicoactivas.

Ahora el diputado por Cambiemos, Eduardo Barragán presentó un proyecto que tiene como objetivo proponer la eliminación del consumo de estupefacientes y sustancias prohibidas dentro de los distintos órganos de la administración pública, como así también fijar un procedimiento para el control del consumo de dichas sustancias para las personas que ocupen cargos de relevancia en los tres poderes del Estado.

Si bien no es la primera vez que un dirigente propone que los funcionarios se realicen estudios para detectar el consumo de drogas, es la primera ocasión que un diputado provincial bonaerense presenta un proyecto de ley por el que se establece un mecanismo de control en los tres poderes del Estado y las sanciones contra los posibles consumidores.

El mismo establece como condición obligatoria para la asunción y permanencia en los cargos públicos la inexistencia de dependencia de substancias o drogas estupefacientes o psicotrópicas ilegales, a menos que se justifique su consumo por un tratamiento médico.

“El deber fundamental que tiene el Estado frente al abuso de drogas es tener un diagnóstico preciso, franco y consensuado. Es esencial que sus dirigentes y funcionarios tomen medidas urgentes e inmediatas para abordar este enorme flagelo que impacta de lleno sobre la salud y la vida de millones de bonaerenses”, aseguró.

“Todo individuo que ejerce responsabilidades públicas tiene que estar física y psíquicamente apto para ejercer el cargo en el que fue designado, libre de cualquier tipo de dependencia a sustancias que afecten su vida personal y laboral”, apuntó Barragán.

Por último, el diputado afirmó: “Es imprescindible propugnar como requisito de permanencia en los niveles políticos y jerárquicos de la función pública el carecer de adicción a drogas ilegales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *