Diputados: ¿Cambiemos modifica el reglamento para elegir autoridades?

Cuentan que el oficialismo en la Legislatura perdió la paciencia y planea algunos cambios para asegurarse, no solo el presupuesto y el endeudamiento, sino que también algunos sectores claves.
Si bien es cierto que la negociación por la Defensoría del Pueblo y el cupo que apareció en el Tribunal de Cuentas, “está casi cerrado”, hay otros puntos que desvela a Cambiemos: las autoridades de la Cámara de Diputados.
El cargo ocupado hasta el momento por el massista Jorge Sarghini cambiará de “dueño” en el marco del acuerdo que entre Sergio Massa y María Eugenia Vidal. Pero ese pacto está tambaleando desde hace varias semanas, y no precisamente por el Frente Renovador, que colocaría a Ramiro Gutiérrez como reeplazo de Sarghini sino por el FpV-PJ.
Los peronistas no se resignan y avisaron que “si Vidal no entrega la vice presidencia, no tendrá ni presupuesto ni endeudamiento”.
Y claro, esa actitud del peronismo deja mal parado a Cambiemos no solo por el impedimento de contar con la Ley de Leyes sino que también con Massa, por no poder respetar el acuerdo pactado en 2015.
Para sortear esa situación, dicen que el bloque de Cambiemos está preparando una jugada que, si no se llega a un arreglo en estos días, antes de votar el presupuesto, planea poner en práctica.
Señalan que la carta ganadora que los muchachos comandados por Manuel Mosca estarían por soltar sobre la mesa no sería otra que la modificación del reglamento interno de la Cámara.
Cansados de las idas y vueltas del peronismo, Cambiemos amaga con modificar la carta orgánica de la cámara baja y así poder elegir las nuevas autoridades sin la presión del PJ.
El reglamento suscribe que por votación nominal, y con la mayoría absoluta de los votos, la Cámara elige las autoridades de la misma, por el término de dos años.
Sin embargo, el vidalismo y el massismo pactaron comandar la Cámara por el lapso de un año con la posibilidad concreta de cambiar las autoridades al término de un año.
Sabido es que para ese enroque se necesita la renuncia de todas las actuales autoridades, cuestión que cuatro de los cinco no tendría inconvenientes en plasmar su declinación.
Para la jugada que querría hacer Cambiemos, necesita la mayoría absoluta, cosa que con el acompañamiento del Frente Renovador, la carta sería ganadora.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *