El massismo contra el narcotráfico

Los bloques de diputados y senadores del Frente Renovador elevaron conjuntamente un pedido de informes en ambas cámaras que tiene como objetivo principal cuestionar el narcotráfico que va en aumento en la provincia de Buenos Aires.
La iniciativa centra su atención en Marco Antonio Estrada González, alias “Marcos”, el jefe narco de la Villa 1-11-14 que vive en el barrio privado “La Celia” de la localidad de Ezeiza, lugar de residencia del ministro de Seguridad, Alejandro Granados.
El texto del proyecto hace alusión al conocimiento del gobierno de Daniel Scioli sobre esta situación y las acciones que se han implementado a los efectos de contrarrestar las actividades vinculadas al narcotráfico en territorio provincial.
“Marcos” fue detenido en noviembre de 2007 en Asunción. La cercanía de “La Celia” con el penal de Ezeiza, donde fue recluido, facilitaba las constantes visitas de sus laderos a su mujer: iban y venían llevando mensajes de la cárcel al country.
Entre 2013 y 2014, tanto como “Marcos” como su esposa lograron salir de la cárcel gracias a la firma de dos juicios abreviados mediante los cuales consiguieron condenas menores (ella, a 8 años de prisión y él, a 10) y se les otorgó la libertad condicional. En esa situación legal se encuentran actualmente.
Al respecto, el diputado Ramiro Gutiérrez manifestó: “El mensaje del Estado debe ser contundente: tenemos que desterrar la idea de que en Argentina no se castiga el delito. Para ello es necesario aplicar penas de prisión perpetua a los narcotraficantes, transformar nuestro país en un territorio hostil para la droga, deportar a los narcocriminales, impedir que continúe vulnerándose nuestro espacio aéreo y recuperar los bienes provenientes de esta actividad ilícita”.
Por su parte, el senador Jorge D´Onofrio expresó: “Hace pocos días la guerra narco mató a cuatro personas y en 2014 hubo 50 muertos en la Villa 1.11.14. Me pregunto cuántas muertes más tenemos contar para que Macri en Capital y Scioli en la provincia empiecen a trabajar en el tema”, a lo que agregó: “Estamos ingresando en una mexicanización de la Argentina gracias a la connivencia entre narcos, fuerzas policiales y Poder Judicial”.
“Nuestras fronteras están liberadas y es precisamente ahí donde el Estado tiene que estar presente con una política de control y combate directo al narcotráfico, con la inclusión de todos los poderes y fuerzas de seguridad”, remarcó Gutiérrez. Mientras que D´Onofrio concluyó: “Ya no son más las imágenes del lejano Rosario con los bunkers de drogas y los soldaditos, hoy hasta existen laboratorios de producción de droga a pocas cuadras de la Casa Rosada”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *