Intendente le prohibió la entrada a Scioli

                                      Hace unos días el Gobernador Daniel Scioli recorrió las instalaciones de la fábrica Bagley-Arcor, ubicadas en el cruce de las rutas 191 y 31 de la localidad de Salto. Fue acompañado por el presidente del Grupo Arcor, Luis Pagani, el titular del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, y por el intendente de Salto, Oscar Brasca. En ese marco, Scioli reafirmó su compromiso con los trabajadores y la industria nacional porque “marcan un camino en la agenda del desarrollo y futuro de nuestro país” y también expresó que “algunos siempre buscaron la competitividad por el lado de las devaluaciones, yo creo que esto perjudica a los trabajadores”. Pero no solo dejo sonrisas la visita del mandatario provincial a Salto. Varios vecinos se habían concentrado para “escrachar” al gobernador por el pésimo estado de la ruta provincial 191 pero desde el municipio, para evitar el escrache, les habrían dicho que el mandatario provincial arribaría a la ciudad en horas de la tarde cuando en realidad concurrió a la mañana. Eso enojó mucho más a los vecinos que no dudaron en reprocharle al intendente Brasca el escaso compromiso que tiene el municipio ante el Gobierno provincial para que se concrete el arreglo de la ruta provincial 191. Tras las críticas, el alcalde señaló que a él lo había invitado la empresa y no el gobernador, desentendiéndose así de la llegada de Scioli a la ciudad. Asimismo, el intendente cargó contra Daniel Scioli. “Hasta que no empiece la obra de la 191 le tengo prohibida la entrada al gobernador, yo le mande una carta documento. Esperemos que pronto se concrete la obra. Sé que lo va a hacer, es del palo mío”, apuntó Brasca, y sentenció: “La relación es perfecta, pero lo voy a invitar al distrito cuando termine la ruta 191 desde Salto a Arrecifes”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *