Arlía, el Ministro de la “no gestión”

Solitario y abandonado, Alejandro Arlía, Ministro de Infraestructura de la Provincia intenta hacer pie en el gobierno provincial para seguir perteneciendo al sciolismo en caso de que Daniel Scioli se convierta en presidente de la Nación.
Con una paupérrima gestión en el área de Obras Publicas de la Provincia, el púgil peso mediano (tirando a pequeño) de Brandsen deambula por la gestión bonaerense sin un futuro concreto.
Son interminables las críticas que no solo esboza la oposición sino que también sus compañeros de Gabinete.
Antes de empezar el recorrido de la floja y permeable administración de Arlía, es preciso recordar que el Gobernador Daniel Scioli lo traslado del Ministerio de Economía hacia Infraestructura imaginando que, con los supuestos contactos que el Ministro ostentaba, se iban a realizar innumerables obras en el territorio bonaerense.
Nada de eso ocurrió. Hubo excepciones, claro, pero ninguna obra de relevancia se ha concretado en la Provincia.
Como se sabe y es evidente, las rutas provinciales son el talón de Aquiles del Ministro. La poca (nula) acción del funcionario para solucionar el tema de la red vial terrestre, son una clara muestra de la desidia del Ministerio.
Las rutas de la Provincia de Buenos Aires, emergen como uno de los principales déficit en gestión de Alejandro Arlía, del cual no se hace cargo, o peor aún, va en la dirección opuesta escondiéndose detrás de anuncios y propaganda ilusoria.
El pobrísimo estado de la traza vial se a cobrado incalculables muertes, y uno de los principales responsables es el titular de la cartera de Infraestructura.
Arlía “saca pecho” de la concreción del tercer carril de la Autopista Buenos Aires – La Plata; sin embargo, todaos saben que la gestión la realizaron Franco La Porta, Secretario de Servicios Públicos y el titular de la empresa estatal AUBASA, Gonzalo Atanasof.
El funcionario bonaerense habla de trabajar para el vecino, pero vaya paradoja, Arlía es considerado como “el abanderado de la no gestión”. En casi tres años de estar al frente de Infraestructura las rutas están cada vez más deterioradas y la Ruta Provincial Nº 6 hace tiempo que los distritos aledaños esperan que se finalice. Son varios intendentes que por lo bajo señalan que lo invitarían a recorrer las rutas provinciales como la Nº 88, la N °51, por citar algunas, que siguen siendo una verdadera trampa mortal para los bonaerenses.
Otro tema que también es preocupante para la Provincia, y principalmente para los habitantes del territorio bonaerense, es el incalculable dinero que el Ministro depositó en el local partidario ubicado en pleno centro platense para cobijar supuestos conclaves sciolistas. Seria bueno que el hombre de Brandsen aclarara de donde sale el dinero para pagar el alquiler de semejante local, porque si ese capital sale de las arcas de su ministerio, estaríamos ante una falta de respeto total.
La crónica y el recorrido que se puede realizar por la “no gestión” de Alejandro Arlía en el Ministerio de Infraestructura serían interminables, por eso terminaremos reflejando que Daniel Scioli ya lo tiene más afuera que adentro de su equipo, no solo por su inoperancia, sino que también por mentirle con los proyectos y concreciones de su área que nunca fueron realizados. Botón de muestra es el que presento el mandatario provincial en la ultima reunión de gabinete realizada en el Salón de Usos Múltiples de calle 6, cuando Arlia quiso comenzar su alocución diciendo que tenia como obra fundamental un edificio menor, y antes de esbozar tres líneas de su propuesta, Scioli lo freno sin tapujos delante de todo el Gabinete, y le dijo que solucione el Puente Guerrero de la Ruta 2.
Por ultimo, sería importante que el Ministro de Infraestructura dijera si aún continúa con sus negocios en Capital Federal, entregándole así dinero de impuestos a Mauricio Macri y no depositarlos en la provincia que dice representar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *