Mercedes: Después del dolor por la derrota de Ustarroz, De Pedro piensa en el futuro


El electo diputado nacional reflexionó sobre las elecciones y el trabajo realizado en la campaña • “Ofrecimos una alternativa, con alegría, desprejuicio y caminando desde el centro hasta los barrios más alejados de la ciudad”, resaltó.

El joven Eduardo Wado de Pedro se muestra tranquilo. Ya pasó ese dolor inicial de la derrota y reflexiona sobre las cosas que pasaron este año. “Hace apenas nueve meses un grupo de mercedinos y mercedinas nos propusimos darle un giro de 180 grados a la política de la ciudad. Cuando empezamos, nunca imaginamos que en tan poco tiempo íbamos a convertirnos en actores determinantes de la política mercedina, consiguiendo el apoyo de casi el 38% de los vecinos y quedando a pasos de obtener la intendencia” dijo el electo diputado nacional. “Estamos increíblemente orgullosos e infinitamente agradecidos a todos los vecinos de la ciudad; tanto a los que nos apoyaron con su voto como a los que no lo hicieron” dijo y señaló: “Las últimas elecciones las ganó Carlos Selva. Ni el estrecho margen, ni la campaña sucia denunciando una ridícula mudanza de la villa 31, ni ningún comportamiento de otros sectores pueden invalidar el hecho irrefutable de que el actual intendente se impuso en las elecciones del domingo. Quienes integramos el Frente Mercedino para la Victoria, muchos de los cuales provenimos del peronismo, sabemos del valor del voto: la voluntad popular es la base de nuestra construcción política”, afirmó.
Wado está convencido que –a pesar de la derrota electoral- “el cambio en la política mercedina ya empezó. En este tiempo hicimos mucho más que pasar de cero al 37.5% de los votos. Logramos hacer que vecinos y vecinas vuelvan a participar, a confiar en los espacios colectivos, a discutir su futuro y el de sus hijos, y pudimos nuclear a los que no se sentían identificados con la política partidaria y sumaron su aporte desde su profesión, oficio o convicciones” opinó y no dudó en afirmar que ahora “la política de la ciudad dejó de ser algo reservado a algunos pocos y empezó a ser de interés y compromiso de la mayoría de los vecinos, como siempre tendría que haber sido. Ofrecimos una alternativa, con alegría, desprejuicio y caminando desde el centro hasta los barrios más alejados de la ciudad, algunos de los cuales no recordaban la última vez que habían sido visitados. Sentamos en una misma mesa a algunos de los más reconocidos profesionales de la ciudad junto a vecinos que encaraban con dificultad la construcción de su primera casa. Sumamos a estudiantes, a empleados municipales, empresarios, productores agropecuarios, artistas, productores de salame quintero, amas de casa, trabajadores, docentes, y descubrimos que nos importaban las mismas cosas, y al mismo tiempo descubrimos la realidad diferente y compleja de cada uno de nosotros. Tenemos y pensamos un proyecto de ciudad a largo plazo, llenamos la política de gente común. Crecimos y fortalecimos nuestro espíritu, nos hicimos mejores personas”, afirmó.
Aseguró que los “conmovió” la respuesta de la gente a las convocatorias realizadas; al igual que “el inmenso cariño y afecto recibido en cada recorrida por un barrio, peña o evento de campaña.”
“No descubrimos la pólvora, simplemente hicimos política, como se hacía hace años hasta el momento en que las estructuras políticas, formadas en su gran mayoría por personas capaces y honestas, extraviaron el rumbo, confundieron “hacer política” con acuerdos de cúpula, confundieron pragmatismo con defender los intereses corporativos de turno y terminaron sellando alianzas contrarias a su razón de ser, a sus intereses y a su estilo de vida”, lamentó y señaló que a ellos no les interesan los acuerdos “que existieron en nuestra ciudad en las elecciones del domingo. No nos interesan porque sabemos que los dueños de los votos son los vecinos, no los partidos ni los políticos. No nos interesan porque la construcción política para que podamos vivir mejor en Mercedes debe necesariamente sobreponerse a esos acuerdos. Lo que sí nos interesan son las personas, militantes de otros partidos, que sí creen en hacer las cosas de manera diferente, que sí se sienten llamados a la defensa de los intereses nacionales y populares y que por su silencio frente a estas prácticas, que muy probablemente no comparten, se ven envueltos en ese mismo barro”.
Por último de Pedro aseguró que “Mercedes necesita de todos los mercedinos y mercedinas para poder ser un mejor lugar para vivir, para nosotros, nuestros hijos y nietos. Estamos en el camino para hacerlo”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *