Municipio oficialista presiona desde el HCD para que no se elimine el Fondo de Infraestructura

A contrareloj,los intendentes buscan presionar a la gobernadora María Eugenia Vidal y a los legisladores que incorporen el Fondo de Infraestructura Municipal o en su defecto creen un nuevo programa para continuar proyectando obras en los distritos.

Desde el Concejo Deliberante de Saladillo salió por unanimidad una resolución que fue girada al resto de los HCD en la que expresan la preocupación y solicitan a la Legislatura provincial que dé tratamiento a la continuidad al Fondo de Infraestructura Municipal para el año 2018.

La Resolución de los concejales del distrito gobernado por el radical José Luis Salomón surgió por “la preocupación manifestada por los Intendentes de la Provincia de Buenos Aires, acerca de que peligre la continuidad del Fondo de Infraestructura Municipal para el año 2018, siendo este fundamental para dar solución a obras de infraestructura en cada uno de los municipios, como se hizo durante los años 2016 y 2017”.

En ese sentido, detallaron que a partir de la inclusión del Fondo de Infraestructura Municipal al presupuesto provincial, en 2016 llegaron a los 135 distritos 7.000 millones de pesos destinados a distintas obras y este año 8.500 millones de pesos.

“Los municipios pudieron avanzar con la construcción de pavimentos y saldar diversas problemáticas de infraestructura básica”, expresaron los ediles saladillenses.

Los concejales de esa ciudad no dejaron de advertir que el 70 por ciento de ese fondo debe ir destinado a obras de infraestructura y el 30 restante a seguridad, “lo que permitió dar respuestas a la colocación de cámaras públicas de monitoreo, iluminación, entre otras cosas”.

De acuerdo a las razones que el gobierno de la provincia esgrimió para suspender el fondo “sería, entre otras, que según números oficiales, de las 1.744 obras que se debían construir con el Fondo de Infraestructura en 2016 y 2017, apenas 550 se terminaron, hay otras 747 en ejecución y 275 en proceso de licitación”.

Los concejales entendieron, por el contrario, que esos datos “no demostrarían el fracaso que dicho fondo se gire a los municipios, sino sólo aspectos a corregir y/o modificar”.

Otro de los argumentos del oficialismo bonaerense es que el Fondo “fue pensado para una coyuntura y hoy la prioridad son las grandes obras…”.

Ante esto, desde ese Concejo apuntaron que en realidad el dinero que percibieron “pudo dar solución a distintas obras en los municipios de la Provincia de Buenos Aires… y debe tener continuidad, pues su suspensión sería un retroceso en términos de la atención por parte del Estado provincial al bienestar de los bonaerenses”.

Por último, dejaron manifestado expresamente que “los Intendentes de los Municipios Bonaerenses, consideran a este como un derecho adquirido, por lo que rechazan la no continuidad del mismo para el año próximo”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *