Cómo actuará la Gendarmería y la policía bonaerense si hay amenazas de bomba

El ministerio de Seguridad de la Provincia oficializó que serán más de 30 mil efectivos policiales los que estén afectados a resguardar y velar por un acto eleccionario sin inconvenientes.

Con capacitaciones especiales, las fuerzas de seguridad están preparadas para actuar en caso de repetirse las llamadas intimidatorias que desde hace más de 50 días obligan a desalojar escuelas y colegios.

Para eso, fueron notificados con un protocolo para accionar en caso de que aparezcan anomalías durante la votación.

A continuación, los principales lineamientos:

– En los establecimientos no se van a recibir llamadas. Solo estará disponible el 911.

– La función del personal policial se limitaría a poner a la gente a resguardo hasta que el personal de Explosivos realice las tareas pertinentes y que no haya peligro.

– La policía bonaerense no vamos a tener injerencia en lo que pueda pasar con las urnas. Eso lo manejará el personal del Ejército con los presidentes de mesa.

– En el hipotético caso de tener que llegar a desalojar un edificio en el que se realicen las votaciones, el presidente de mesa tendrá dos posibilidades. A) Proceder a fajar la urna y firmarla con las autoridades, dejarla en el cuarto oscuro y fajar la puerta o, B) una vez asegurada, que el responsable se retire del edificio con la misma y que permanezca en su custodia.

– La opción más rápida sería que la máxima autoridad de la mesa salga con la urna en su poder.

– En caso de un llamado por amenaza de bomba, será el grupo de explosivos quien revise las instalaciones y una vez que se notifique que no hay inconvenientes, se dará continuidad al acto eleccionario hasta concluir.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *