Nuevo nomenclador de actividades de Ingresos Brutos para el 2018

La Agencia de Recaudación provincial aprobó el nuevo nomenclador de actividades del Impuesto sobre los Ingresos Brutos (NAIIB-18). Empezará a regir el año que viene en territorio bonaerense.

El anuncio, que fue publicado en el Boletín Oficial, establece que este código se utilizará como base para definir las exenciones y alícuotas que se aplican al tributo. A partir de ahora y hasta fines de año, los contribuyentes del impuesto deberán reempadronarse a través de la web del organismo.

Al respecto, el director de ARBA, Gastón Fossati, detalló: “Desarrollamos un nomenclador moderno, que incorpora nuevas actividades que buscan dar respuesta a la variedad de servicios y procesos productivos que existen en la actualidad”.

En la misma línea, Fossati explicó que “los contribuyentes de Ingresos Brutos se verán beneficiados por este sistema, ya que se adapta mucho mejor a la realidad que vivimos, dando cuenta de las ocupaciones y emprendimientos que surgieron a partir de la transformación tecnológica que experimentó nuestra sociedad”.

El sistema anterior (NAIIB-99.1) contemplaba 784 códigos de actividad, mientras que el nuevo tiene 1.017. La idea es poder abarcar la diversidad económica bonaerense como por ejemplo la de los servicios vinculados a ciertos sectores primarios extractivos o industriales.

Asimismo, se agregaron una variedad importante de actividades relacionadas a la programación, consultoría informática y otros rubros que en los últimos años adquirieron relevancia en la economía como los portales web, el procesamiento y hospedaje de datos, y servicios similares que ahora cuentan con códigos propios.

Todos los cambios introducidos en el NAIIB-18 van en línea con el clasificador nacional de actividades económicas (CLANAE 2010) elaborado por el INDEC, que reúne los códigos de las distintas ramas productivas que son aplicables en la República Argentina.

Dado que el nomenclador será de uso obligatorio en la Provincia a partir del primer anticipo de Ingresos Brutos de 2018, los contribuyentes directos del tributo deberán pasar, en lo que resta de este año, por un proceso de reempadronamiento para adecuarse al nuevo código. “Este procedimiento de actualización es necesario para que cada contribuyente pueda homologar los datos sobre su actividad en función de los parámetros del NAIIB-18”, indicó el titular de ARBA.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *