Otra vez Zárate: Más de mil trabajadores despedidos en la Central Nuclear Atucha

Desde el Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate emitieron un comunicado en la jornada de ayer, expresando su repudio a los despidos registrados en la Central Nuclear Atucha y manifestaron la solidaridad con los trabajadores y sus familias.

“Esta institución sindical viene denunciando la intención de Nucleoeléctrica Argentina S.A. de reformar el convenio a la baja y de flexibilizar las condiciones laborales. Su carácter de empresa de propiedad estatal agrava el diagnóstico: es un mensaje, una habilitación del propio Estado como gestor hacia las empresas privadas de todos los sectores”, apuntaron.

En ese sentido, señalaron que los contratos no renovados a personal tercerizado que realizaba tareas de mantenimiento ocupando puestos orgánicos en la central, se suman ahora a la pérdida de puestos de trabajo registrados en este año, con un total que, aseguran, asciende a más de mil trabajadores cesanteados.

“Con la perspectiva desplegada observando la política económica a nivel nacional, es de esperar que ese número siga ampliándose, terreno fértil para aplicar las políticas de flexibilidad con la consecuente pérdida de derechos que pretende imponerse a los trabajadores. El Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate ha sido víctima de las sucesivas represalias por denunciar con firmeza estos hechos y oponerse a estas políticas que hoy se traslucen en despidos y pérdida de conquistas. Además de la falta de reconocimiento por parte de la patronal, hoy NASA ha despedido a nuestro Secretario Adjunto, Damián Straschenco, quien además fue envenenado con agua pesada contaminada del reactor en su lugar de trabajo”, dijeron.

Por último, concluyeron: “Desde esta institución reivindicamos todos los derechos colectivos, nuestro convenio, la solidaridad intrínseca y sin fisuras que hay que seguir alimentando porque cada vez queda más claro que o nos salvamos todos, o no se salvará nadie que pertenezca a la clase trabajadora y responda a esos intereses”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *