El pedido misericordioso de Cambiemos para ganarle a Cristina y a Massa

En el nuevo spot publicitario que el frente Cambiemos lanzó por las redes sociales, y que fue replicado por los cientos de miles de veces, navega más por un mar de preocupación que de triunfalismo.

El “no aflojemos” que esboza el oficialismo suena a un pedido casi misericordioso para con sus voluntarios que, también intranquilos por la resurrección de Cristina Fernández de Kirchner, intentan al menos convencer al que ya lo acompañó en 2015.

La estrategia de polarizar con la ex presidenta no dio los resultados esperados, es más, según refieren los encuestadores, cada vez que los grupos mediáticos hegemónicos afines al gobierno, y el propio gobierno “atacaban” a Cristina, ella subía en los sondeos.

Entonces tuvo que cambiar de rumbo, de rival, de chivo expiatorio. Y no le quedaba otro que Sergio Massa. El tigrense era, hasta la aparición de Florencio Randazzo, la opción entre Macri y Cristina. Por eso cambiemos decidió “embestir” al ex jefe comunal y envió nada más y nada menos que a la siempre polémica Elisa Carrió. La chaqueña no dudó y cargó contra el massismo: “El Frente Renovador extorsiona a Vidal”, disparó y abrió la batalla.

Sin embargo, esa estrategia tampoco entregó las consecuencias esperadas, porque al igual que CFK, el tigrense también se “acomodaba” en un tercer puesto expectante.

Como casi un principiante, Cambiemos no se da cuenta (o tal vez sí y está convencido de sus formas) que la gente vota por “momentos”, por “situaciones particulares”, con el bolsillo.

¿Y quienes son los que prometen engordar la billetera? La oposición.

¿Por que seguir diciendo Cambiemos? y no ¿“cambiamos”? se preguntan en el oficialismo, y al unísono se responden: “Porque eso significaría que ya no queda nada para cambiar”.

“Podríamos decir que “mejoramos” porque se están haciendo las cosas que había que hacer desde hace mucho tiempo”, remarcan y lanzan críticas implícitas al peronismo que gobernó la Provincia los últimos 25 años.

Y agregan: “Lo que todavía no podemos decir es que llegamos porque falta mucho por hacer”.

Por último, el corto fílmico de Cambiemos hace su pedido caritativo de la siguiente manera: “Entonces tal vez deberíamos llamarnos “no aflojemos”. Si juntos logramos llegar hasta acá, no hay nada que no podamos hacer”.

Faltan menos de quince días para las PASO, día en que se sabrá si el pedido de cambiemos fue suficiente, o si tendrá que modificarlo pensando en octubre.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *