Relevamiento: ¿Cuánto cuesta ir a la escuela?

En el marco de las negociaciones paritarias docentes, trabadas entre la Gobernadora María Eugenia Vidal y los gremios que reclaman una recomposición salarial, la Consultora Arquetipos realizó un relevamiento sobre el valor de la canasta básica escolar: ¿cuánto le cuesta a una familia comprar los bienes necesarios para el inicio de un nuevo ciclo lectivo?

Para ello, el equipo de Arquetipos consultó los precios de los productos en comercios de las diferentes localidades del Partido de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires. Atendiendo a las diferentes capacidades y prácticas de consumo, se establecieron 3 tipos ideales de presupuestos familiares: “gasolero”, “intemedio” y “holgado”.

Los datos resultan reveladores en este complejo escenario, marcado por las dificultades de la industria nacional, la caída del consumo y un nuevo aumento tarifario. Por ejemplo, una familia con capacidad de consumo restringida, que cuida el bolsillo y piensa cada compra, debe afrontar un gasto de $672 para un hijo en el nivel primario y $510 en el nivel secundario. Es decir que, en caso de que esta familia tenga dos hijos en edad escolar, el gasto total variará entre $1000 y $1200, según el nivel educativo de los menores.

Una familia con un presupuesto intermedio, que tiene una capacidad adquisitiva superior al grupo anterior pero que cuida sus recursos, debe destinar $1746 para los gastos escolares de un hijo en el nivel primario y $1275 para el nivel secundario. De esta forma, en caso de que la familia tenga dos hijos, el presupuesto final rondará entre los $2500 y los $3450, según el nivel educativo al que concurran los hijos.

En caso de una familia con un presupuesto más holgado, que tiene prácticas de consumo distintivas -compra primeras marcas, no reutiliza los productos de años anteriores, etc.-, el costo de los bienes para el nivel primario es de $3041 y $1566 para el nivel secundario. Así, en caso de que esta familia tenga dos hijos, el costo final variará entre $3000 y $6000, según el nivel escolar.

Desde la Consultora Arquetipos explicaron que a lo largo del proceso de relevamiento, se encontró gran dispersión de los precios más bajos y una fuerte concentración de los valores más altos. Así, para acceder a buenos precios, el cliente debe moverse más y la movilidad no es una posibilidad para todas las familias. Además, señalaron que el valor de ciertos bienes, que son útiles para el buen desarrollo de la vida escolar pero no imprescindibles, aumentan considerablemente el presupuesto final. De esta forma, estiman que es posible que muchas familias achicarán sus compras, restringiéndose a los productos estrictamente necesarios.

Concluyen su estudio señalando que “aunque las particularidades del tránsito escolar marcado por estas limitaciones iniciales es un asunto que excede a este informe, ciertamente resulta ineludible en este escenario en el que, junto con las dificultades salariales de los docentes, atravesará a buena parte de los alumnos y alumnas de la Ciudad de La Plata”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *