Tandil: Duro cruce entre el intendente y el sacerdote local

Una insólita disputa se produjo en la ciudad de Tandil entre el intendente, Miguel Lunghi y el sacerdote local, Fernando Lede Mendoza.

Es que el párroco pronunció en la misa de Navidad que en el barrio “La Movediza” se vende droga y la policía libera zonas y entrega armas a los jóvenes.
“Mis dichos en aquella homilía no fueron elaborados ni pronunciados con el sentido de denuncia, sino de reflexión de la palabra de Dios en el contexto de una celebración litúrgica, en el ámbito de la homilía, que es un ámbito de mi competencia y tenía como destinatarios a quienes participaban de esa misa, pero no dejan de expresar una gran preocupación, que es también la preocupación de la Iglesia, manifestada en nuestro país en numerosas oportunidades, por los Obispos y por los sacerdotes, religiosos y laicos, que trabajan en permanente contacto con la dolorosa realidad de las adicciones, que no solo destruye a las personas y a las familias, sino que también genera violencia”, añadió el cura.

Asimismo, el clérigo advirtió que “quienes tenemos el privilegio de ser dignos de confianza para tantos, sentimos preocupación y transmitimos lo escuchado, con este solo fin”.

Como era de esperar, el mandamás recogió el guante y cruzó al eclesiástico diciendo que “él no puede tirar una bomba explosiva y quedarse ahí. Es una persona que cuida las almas, que cuida a los chicos, que cuida a los pobres. Puede haber alguna equivocación, porque habla de la medialuna más pobre, al sur de la ciudad. Y está al norte. Pero si bien es correcto que él diga lo que piensa, me parece muy fuerte como para no hacer una denuncia”, insistió Lunghi.

Tras acusar el golpe, Lunghi siguió con su crítica al sacerdote y añadió: “Los dichos del padre no me cayeron bien, bajo ningún concepto. El padre Fernando tiene todo el derecho a opinar, pero ciertamente, lo hace como sacerdote y tiene mucha importancia y en la misa de Navidad”.

Por último, Miguel Lunghi sentenció: “Cuando lo vea le voy a pedir que denuncie en fiscalía y si necesita que yo o alguien de mi equipo lo acompañe, con mucho gusto”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *