Ex alcalde, que contrató a su padre antes de morir, reclama subsidio

ORESTE

El Concejo Deliberante de Coronel Pringles tratará en su próxima sesión un polémico expediente iniciado por el exjefe comunal Carlos Oreste, quien reclama un subsidio de unos 50 mil pesos por el fallecimiento de su padre, al que recontrató como empleado municipal horas antes de que muriera.
El papá de Oreste se desempeñó como empleado municipal contratado hasta fines de 2014. En ese momento su hijo -quien por entonces era jefe comunal- decidió dejarlo cesante e iniciar los trámites de jubilación por invalidez ante el Instituto de Previsión Social. Sin embargo, antes de que una Junta Médica del IPS pudiera evaluarlo, sobrevino su fallecimiento.
Hace algunas semanas el exintendente comenzó a tramitar el subsidio por fallecimiento, beneficio previsto por ley provincial que implica el pago de 10 salarios municipales mínimos a la familia del exempleado (en este caso, unos 50 mil pesos).
“El problema surge porque, al analizar el caso, vimos que Oreste firmó un decreto el mismo día del fallecimiento de su padre, en el que lo volvía a reincorporar a la planta de empleados municipales”, explicó el asesor legal de la comuna, Eric Naumann, a FM Ciudad de Coronel Pringles.
Por este motivo, la Asesoría Legal decidió elevar el expediente al Concejo Deliberante, a fin de que lo evalúen las comisiones de Hacienda y Asuntos Legales.
Desde el Ejecutivo se aconsejó a los ediles no dar curso al pedido de Oreste. Los argumentos son técnicos, según Naumann.
El letrado precisó que, al momento de su fallecimiento, el padre de Oreste tenía 72 años. En ese momento estaba vigente la ley 11.757, que impedía la posibilidad de que personas mayores de 60 años pudieran incorporarse como empleados municipales.
El otro argumento alude al delicado estado de salud del padre de Oreste en el momento en que fue recontratado.
“Estaba internado, con asistencia médica respiratoria, con lo cual no podría haber desarrollado nunca tareas administrativas o pasivas, atento a su precario estado de salud”, dijo Naumann.
El exintendente Carlos Oreste dijo que el tema ha sido tratado de forma inexacta en los medios de comunicación y que desde el gobierno actual continúan atacándolo como cuando él era el jefe comunal.
“Están ensuciándome a mí y a la memoria de mi padre -sostuvo-. El Ejecutivo plantea no pagar un subsidio por fallecimiento que cobraría cualquier hijo de empleado municipal. Como fui intendente, mi pedido tuvo un tratamiento erróneo y ha sido enviado al concejo, y ahora tomó publicidad”.
“Hice todo como me dijo el abogado, todo legal y todo documentado. El resto es una operación política”, agregó.

(Agencia Coronel Pringles)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *