Vetó ordenanza y lo acusan de usar dinero en la renta financiera

juani ustarroz

El intendente de Mercedes, Juan Ignacio Ustarroz, vetó dos ordenanzas y se llevó las críticas de todo el arco opositor.
El HCD mercedino aprobó en la última sesión dos proyectos del frente Cambiemos donde unas de ellos estipula una colaboración de 30 mil pesos para una iglesia para colaborar con la puesta a punto del imponente y reconocido órgano de la entidad eclesiástica y por el otro, el veto a un proyecto para la realización de veredas desde colectora de Ruta Nacional Nº 5 hasta la Escuela Nº 17.
Desde Cambiemos se cuestionó sobremanera la decisión del intendente sobre este último veto, considerando que es una “simple obra” representa una solución “fundamental para una problemática que allí ocurre”.
Además, mediante un comunicado, aseguraron que “resulta inentendible este veto del intendente Ustarroz, al cual tal vez, las casi 300 personas que diariamente concurren a la escuela no representen merecedoras de una solución. Pero, resulta aún más inentendible el tema de las prioridades. En lo que va del año, la municipalidad de Mercedes, ha recibido por transferencias de la Provincia de Buenos Aires, solo del fondo afectado del Financiamiento Educativo cifras cercanas a los 17 millones de pesos, pero la administración del intendente Ustarroz ha optado por poner ese dinero y el de otros fondos en la renta financiera obteniendo así grandes sumas de intereses. Ahí se ve claramente ese choque de prioridades, el de la gestión municipal de engordar la masa monetaria y el de cientos de vecinos que necesitan una solución urgente a una problemática real para la cual está el dinero para solucionarla”.
Consultado por la decisión, Ustarroz remarcó en primer lugar que “la obra se va a hacer. Hay una resolución del 2014 que no se hizo. Estuve con los vecinos, con la comunidad educativa y proyectamos hacerlo para este año”.
Con respecto a la ordenanza señaló: “Hay dos errores groseros, que habilitan el veto y uno tiene la obligación de hacerlo. En primer lugar, no se pasó –cuando se trabajó la ordenanza al Poder Ejecutivo – para poder hacer una imputación del presupuesto, y el plan de obra porque es la construcción de una vereda que permita que los chicos vayan a la escuela. Esto quiere decir que se soslayó al Poder Ejecutivo, y hay que recordar que la función del Concejo Deliberante es crear normas y la del Ejecutivo es ejecutar un plan de gobierno y un presupuesto”.
En tanto, agregó que “por otro lado, otro error que tiene la ordenanza tiene que ver con la imputación que hacen al Fondo Educativo. El Tribunal de Cuentas tiene una doctrina clara que dice que no se puede ejecutar estos fondos para obras complementarias de infraestructura a escuelas. Mal estaríamos aprobando una ordenanza que va en contra del organismo de contralor y de la LOM”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *