Molina recalcula: Da marcha atrás con los 400 despidos en Quilmes

martiniano

El Intendente de Quilmes, Martiniano Molina, luego de comunicar que despediría a unos 400 trabajadores que cumplían tareas en las áreas de salud, alumbrado público y distintas delegaciones, paró la pelota, recalculó y se echó atrás con la medida.
Fue esencial el accionar de los sindicatos con una fuerte amenaza de huelga, “hay 400 trabajadores confirmados a los que no se les renovó el contrato”, detallaron ayer desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Quilmes y advirtieron que las bajas podrían duplicarse en las próximas semanas.
“Denunciamos que no sólo no sobra mano de obra, sino que falta. Tan sólo en el área de control de cámaras de seguridad hay una sola persona para vigilar 23 pantallas”, denunciaron los gremialistas.
De esta manera, desde el oficialismo pusieron paños fríos a la situación para no debilitar a la gestión macrista y adujeron que serán estudiados cada caso en particular y aseguraron que no se descarta que se reincorpore a una parte del personal que no fue renovado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *