“Es un ataque a la Verdad, la Memoria y la Justicia” dijo Sabbatella

mansion

“Es un ataque a la Verdad, la Memoria y la Justicia; un ataque a la decisión de todo el pueblo de Morón de vivir en Democracia y construir su futuro en paz desde el recuerdo y la reflexión colectiva acerca de lo que nos pasó y de aquello que decidimos que nunca más nos pase”, señaló Martín Sabbatella en relación a las pintadas amenazantes aparecidas esta mañana sobre la Casa de la Memoria y la Vida, en el Espacio Mansión Seré, en Morón.
“Son expresiones propias de quienes odian, de quienes sueñan reconstruir un pasado que dejamos definitivamente atrás. Los y las moronenses, como millones de argentinos y argentinas, decidimos que allí donde hubo horror y muerte haya vida, haya memoria y haya verdad”, consideró el exintendente de Morón quien, el 1° de julio de 2000 abrió la Casa de la Memoria y la Vida en el mismo predio en el que, durante la dictadura, funcionó el centro clandestino de detención y torturas conocido como Mansión Seré o Atila, dependiente de la Fuerza Aérea. El último 2 de noviembre, la presidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner declaró ese espacio municipal como “Lugar Histórico Nacional”.
“Este es el primer espacio de toda Latinoamérica recuperado para el ejercicio de la Memoria, para la búsqueda de la Verdad y la Justicia; y, en ese sentido, es un proyecto desde el que también se han aportado elementos probatorios en los juicios para el esclarecimiento de lo ocurrido durante la dictadura militar y la condena a los genocidas”, agregó.
Esta mañana, esta sede de la Dirección de Derechos Humanos de la comuna amaneció con un graffiti en el que se leía “El 22 se les acaba el curro”, en grandes letras rojas sobre el frente que da a la calle Fray Santa María de Oro, en Castelar.
“Es la primera vez, desde que recuperamos ese espacio junto a los organismos de derechos humanos y a la comunidad de Morón, que se produce una agresión de estas características”, explicó Sabbatella y agregó: “La Casa de la Memoria no es de un Gobierno ni de un sector político; es patrimonio de toda la comunidad de Morón, que es quien la habita y la enriquece cada día, cuando participa en actividades de recordación, en eventos artísticos o cuando, simplemente, lo llena de vida y alegría disfrutando de todo el lugar. Por lo tanto, su profanación es una agresión al conjunto del Pueblo de Morón y un insulto a los familiares y las víctimas de la horrenda represión militar que tuvo a Seré como uno de sus más espantosos escenarios”. “Tenemos el orgullo de haber creado este primer sitio de la memoria que, a partir de 2003, se transformó en una política de Estado gracias a la decisión de Néstor y Cristina Kirchner”, concluyó.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *