Brasca dio marcha atrás y puso paños fríos

El Intendente de Salto, Oscar Brasca, aclaró que de ningún modo tiene intenciones de impedir el ingreso del Gobernador Daniel Scioli a su distrito sino que busca “preservarlo” en función de que aún no se han concretado una serie de obras en la Ruta 191, “y la gente está desesperada y un poco incrédula”.
El Jefe comunal explicó que “nosotros le hicimos el reclamo reiterado en torno al estado de la Ruta 32 y 191 que genera destrucción de ruedas, vuelcos, roces y en Arroyo Dulce donde tenemos manifestaciones constantes por el estado de la ruta entonces por eso no invitamos a Scioli a nuestro distrito”.
“La obra de la Ruta 191 está licitada, adjudicada y la empresa está instalándose pero la gente está desesperada e incrédula, no queremos hacer un enfrentamiento inaugurando con el Gobernador algo acá y que los vecinos se hagan presente s”, apuntó.
En torno a la situación del distrito, Brasca se mostró agradecido al trabajo conjunto que realizan con la Provincia e incluso destacó que “hay desempleo cero” y además, que en materia de seguridad, “teníamos 3 policías para controlar los campos y ahora tenemos 10 efectivos más”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *